Zakk Sabbath
Vertigo

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 07/09/2020

Homenaje a la génesis del Metal


El viejo Zakk Wylde está de vuelta con un homenaje más que digno, un tributo a lo que se considera el inicio del Heavy Metal, el álbum debut de Black Sabbath, Black Sabbath, el cual cumple 50 años de editado, y que el lo nombró Vertigo, en honor a Vertigo Records, disquera que lanzó el icónico disco.

El proyecto Zakk Sabbath fue creado en el 2014 como un tributo a una de sus bandas favoritas, y es integrado actualmente por Zakk en la guitarra y voz, Blasko en el bajo, y Joey Castillo en la batería. Blasko, ex Rob Zombie y antiguo colaborador de Wylde en la banda de Ozzy Osbourne, y Castillo, ex Danzig y Queen Of The Stone Age, entre otras. Esto no tiene más historia, es mantener vivo e llegado de la banda que lo hizo ser quien es, y del que siempre será su mentor, Ozzy.

Dificulto que exista alguien con más capacidad que Zakk Wylde para hacer un tributo a Black Sabbath, como si fuera poco haber pasado casi 20 años junto a Ozzy, su música siempre ha estado inspirada en ello, ergo, manos a la obra. Una de las curiosidades es que, para mantener la esencia de un trabajo publicado hace 50 años, no habrá una edición digital, y solo podrá ser adquirido en físico, incluyendo una versión de lujo en vinilo. Vertigo también respeta la manera de grabar de antaño, ya que grabaron los tracks en directo, y no por instrumento como se suele hacer ahora.

Este trío le da un aire fresco al oscuro sonido del cuarteto de Birminghan. «Black Sabbath», el tema con el que el mundo conoció los sonidos macabros del Rock, tiene la maldad en las cuerdas de Wylde, quien representa fielmente el trabajo de Tony Iommi. En reglas generales, la banda no busca recrear al calco lo publicado hace 50 años, por el contrario, le da su propio sabor a la interpretación.

Zakk Wylde – Blasko – Joey Castillo

«The Wizard» es mi interpretación favorita de este trabajo. La batería de Castillo tiene un poco más de peso que en el inicio. El groove suena increíble, y las armónicas es como haber remasterizado el trabajo original. «Wasp / Behind the Wall of Sleep / Bassically / N.I.B» trae la fuerza de Sabbath a tal punto que a los que tenemos años escuchando esto nos pone la piel de gallina, en especial en «N.I.B». Resalta el trabajo de Blasko, quien es un bajista fenomenal, con menos reconocimiento del que merece.

«Wicked World», el divertido groove con una melodía de guitarra cargada del sonido de los años 70, es tal vez el tema que más agresivo salió, donde la voz y la guitarra se inclinan más al Black Label Society que conocemos. Cerramos con «A Bit of Finger / Sleeping Village / Warning», donde pueden notar la grabación de la vieja escuela, con bajos por una canal, guitarras por el otro. Puedo cerrar los ojos, y ver los espacios oscuros de Inglaterra, llenos de alcohol, rock y psicodelia.

TRACKLIST:

1) Black Sabbath
2) The Wizard
3) Wasp / Behind the Wall of Sleep / N.I.B
4) Wicked World
5) A Bit of Finger / Sleeping Village / Warning

PUNTUACIÓN: 9 / 10

Buena manera de dejar vivo el disco que inició todo, de recordarle a esta nueva generación de fanáticos el día el que el mundo se estremeció.

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock