The Eternal

The Eternal
Waiting for the Endless Dawn

Por: Luis Robles

Publicado el: 12/11/2018

Un equinoccio de invierno no tan gris


Imaginen un bosque al final del otoño, con los árboles sin hojas, con el suelo lleno de una fina niebla, con el sol oculto por nubes grises al final de la tarde, con una brisa suave pero helada, el silencio del lugar, la tranquilidad de las pocas hojas que quedan en los árboles agitándose. Y de repente suena una bandada de aves que van migrando al sur. O una manada de lobos que te rodean. Así es este disco, es una calma antes de la tormenta para luego regresar a ese estado Somnoliento.

The Eternal - Waiting for the Endless Dawn

The Eternal – Waiting for the Endless Dawn

The Eternal nacen en Australia, forjados de la mano de Mark Kelson, hacen Doom Metal, y el Doom Metal tiene la característica muy especial de ser depresivo, melancólico, triste, y por sobre todas las cosas: repetitivo. The Eternal, sin embargo, gira la fórmula un poco en este disco, y si bien sus raíces de Doom están perfectamente arraigadas en la tierra, árbol que sale de la tierra nos da frutos de todos los colores y sabores. Tomemos el tema inicial “The Wound” tiene una frase melódica de unas cuántas notas, que se repiten de muchas maneras y formas. Sin embargo el tono del tema es un progresivo realmente muy refinado que nos recuerda esa época de Dream Theater donde podían jugar con los tiempos y las formas, los primeros 6 minutos del tema antes que la letra sea parte de la canción, es un juego delicioso de sonidos y formas que mantienen la frase principal y su idea, con distintos ritmos y alteraciones pero manteniendo la frase inicial, un festín para los sentidos.

Por supuesto, las letras no se hacen esperar y todas tienen que ver con algún sentimiento del lado más gris de la psique, manteniendo la base del Doom, y mutándola en diferentes formas, dándole mucha variedad a la intrínseca repetitividad propia del género: “Rise From Agony”, que tiene un poco de Avant-Garde, habla de la falta de ímpetu para salir de una situación, “A Cold Day to Face my Failure” que habla del fracaso mientras nos regala un prog más setentoso. “Don’t Believe Anymore” y “In the Lilac Dusk” que ambas son un Doom mezclado ligeramente con gótico, con growls y mucha más agresividad, nos habla de la falta de fe.

La mezcla del sonido es exquisita, la guitarra bajo y el teclado no se pierden en la composición, las guitarras suenan pesadas sin demasiada distorsión, y tiene dinamismo (algo raro en un disco de Doom), la composición tiene temas clásicos (como violines, flautas, cellos y pianos de cola) que acentúan la atmósfera del disco, haciéndolo una joya muy asequible para cualquier persona que quiera iniciar en el Doom y no enfrentarse a la pared de gris que representa lo que lo define.

Tracklist

  1. The Wound 19:55
  2. Rise From Agony 11:12
  3. A Cold Day To Face My Failure 11:48
  4. I Lie In Wait 10:48
  5. Don’t Believe Anymore 06:39
  6. In The Lilac Dusk 10:37
  7. Waiting For The Endless Dawn 03:44

Total: 74 minutos

Puntuación 8/10

Luis Robles

Luis Robles

Un tipo de sistemas que cree que sabe escribir, le gusta la música y extenderse mientras te describe un paisaje sonoro.