Tallah
Matriphagy

Por: Juan Carlos Guedez

Publicado el: 02/11/2020

El Numetal de los 90 se reúne con el Metalcore.


En la nueva generación de músicos del metal se encuentra una marcada tendencia a géneros como Metalcore, Deathcore y Grindcore, los cuales han ofrecido grandes bandas como las renombradas Parkway Drive, Bleed from Within, entre otras.

¿Pero qué sucede cuando una banda nueva mezcla las nuevos sonidos con una exitosa fórmula musical de los años 90 como es el Numetal?, sale a flote una agrupación como los estadounidenses Tallah.

La agrupación formada en 2018 oriunda de Pennsylvania, viene integrado por una de las sensaciones en Youtube por su canal «How to scream (10 different tecniques)» Justin Bonitz (vocalista), Derrick Schneider (Guitarrista), Eric Novroski (Guitarrista), Andrew Cooper (Bajista) y el hijo de la leyenda Mike Portnoy, Max Portnoy (Batería), nos trae su primer trabajo Matriphagy que ya viene siendo reconocida por revistas como Metal Hammer el cual lo cataloga «Monstruosamente pesado».

«[Redacted]» es la canción que le da inicio a este poderoso disco y que , puede traer recuerdos a la generación del numetal de los 90, por su similitud a los famosos intro de bandas como Slipknot; «No One Should Read This» comienza con una magistral apertura de Max Portnoy en la batería para explotar en máxima intensidad y dictar la línea del disco, cargada con riff de guitarras distorsionadas, y la voz impecable de Justin Bonitz y sus guturales que pueden recordar a grandes exponentes como Chad Gray. «Kugan» comienza con una guitarra muy al estilo al Numetal noventero, para ir acompañado de un sampleo que armoniza la canción y destacable la voz limpia de Bonitz en la primera parte, para subir de tono con guturales en el resto.

Seguidamente encontramos la punta del iceberg del disco en par de temas, «Overconfidence» y «Placenta», canciones realmente poderosas y que acertadamente fueron escogidas como singles de Matriphagy, en ellos toda la banda sube al máximo la velocidad, una marcada presencia de los dobles bombos de Portnoy y coros con agresividad suprema; «L.E.D.» contiene un tenido mas hacia a los riff de bandas como Coal Chamber o Pantera, dándole una nota más pesada, destacable Andrew Cooper en el bajo. «The Silo», viene con un corte algo más industrial en sus melodías nuevamente iniciando con voces limpias por parte de Justin Bornitz.

Créditos: Cody Kaczynski

Subimos nuevamente, decibeles con «We, The Sad», la cual en su ritmo pareciera del Korn en su época del disco Follow the Leader, y que realmente es otro punto sublime por parte de Tallah; posteriormente nos topamos con 3 temas que terminan de llevar este álbum a ebullición «To Quick to Grieve», «Cottonmouth» y «Murder Seed», canciones propiamente del metal extremo y con abismal poder en su sonido y en la que Bonitz pone el resto en su voz acompañadas con guitarras con mucha influencia del Djent.

Continuando esta intensa descarga de metal, entran «The Borderline of Pain» con su sonoridad instrumental de película de terror y la brutalidad en el cierre con «Red Light», un tema que da un contundente cierre al álbum, con su sonido puro de lo que Tallah ha denominado como Nu-Core.

Tracklist:

  1. [Redacted]
  2. No One Should Read This
  3. Kugan
  4. Overconfidence
  5. Placenta
  6. L.E.D
  7. The Silo
  8. We, The Sad
  9. To Quick To Grieve
  10. Cottonmouth
  11. Murder Seed
  12. The Borderline of Pain
  13. Red Light

Puntuación: 8.5/10

Como conclusión, Matriphagy es un excelente debut para los de Pennsylvannia, que pudieran pulir más su música para futuros discos, pero que pueden convertirse en referentes de bandas con futuro musical promisorio.

Juan Carlos Guedez

Juan Carlos Guedez

Fanático de los deportes, analista, amante de los perros, una cerveza fría y buscar joyas en el universo musical.