Steven Wilson 📸 Andrew Hobbs

Steven Wilson
The Future Bites

Por: Luis Robles el 29/01/2021


Steven Wilson y el productor.

Estudio de Steven Wilson
Estudio de Steven Wilson

Steven Wilson (1967), inglés, guitarrista, cantante, productor, compositor, caza-talentos. Es quizás (con mucho mérito) considerado como uno de los productores modernos más importantes del Rock y el Metal en Europa en nuestra era (junto con Ihsahn y Rubin). Ex Porcupine Tree, Storm Corrosion, parte de Blackfield, productor de las reediciones y remasterizaciones de King Crimson y el gran impulso de Orphaned Land. Vale su peso en oro.

Steven Wilson y el artista

Steven Wilson - 📸 Hajo Mueller
Steven Wilson – 📸 Hajo Mueller

Desde hace muchas lunas atrás, nuestro estimado músico ha descubierto su esencia de muchas maneras. The Raven that Refused to Sing (And other stories) (2013) es quizás una de sus mejores obras escritas hasta la fecha. Hand.Cannot.Erase es la cúspide de su era progresiva. En mi opinión su mejor pieza discográfica hasta la fecha. To the Bone (2017) rompe con todo lo anterior haciendo un disco de pop. Con un vídeo de gente bailando una coreografía y todo, pero con canciones realmente muy duras como “The People that Eat Darkness” y “Pariah”, llegando con este disco hasta la 3ra posición en las listas del Reino Unido. Nada mal para un disco de rock pop con tintes progresivos.

Steven Wilson and The Future Bites

Steven Wilson - The Future Bites
Steven Wilson – The Future Bites

Se supone que The Future Bites llegaría a nuestras librerías a mediados del 2020, en junio, pero el efecto viral que cubre la tierra atrasó este disco dos veces hasta sacarlo en enero del 2021. Como en los dos discos anteriores, este disco se caracteriza por una temática distópica y utópica, donde vemos un reflejo inmediato de nuestra sociedad de consumo. Es un disco de pop, dance y Synth Rock de los 80. Cada disco que publica W, está en una frecuencia distinta, difícilmente se aburrirá si sigue este camino y seguirá ofreciéndonos su versión de cada uno de los diferentes géneros bajo el sol.
Demás está decir que este disco es exquisito a nivel sonoro, está mezclado y balanceado de una manera magistral, donde cada sonido que ocurre en el espectro está perfectamente colocado en el sitio que más fuerza le da a cada segundo. La composición es superlativa y quiero comentarles algo que me sucedió escuchando este disco.

Steven Wilson y las sorpresas en segundo plano

La primera vez que escuché este disco me llamaron poderosamente la atención todos los sintetizadores y las mezclas disonantes que lo componen, los coros de pop a varias voces femeninas que lo acompañan por doquier, pero lo que más atrapó mi atención puedo resumirlo en tres instantes muy específicos:

El primero en “King Ghost”, un tema que habla mucho de la sombra del pasado. De cómo nos atormenta (idea recurrente en el disco también representado con “Self” y “Follower”).

El segundo y quizá más importante: “Personal Shopper”. Una crítica al sistema consumista económico de nuestra época. Velado en un tema de pop completamente alegre, su contenido es deprimente y trágico. Las frases son pesadas y tienen esa carga filosófica que lo caracterizan. El vídeo es quizás el corto más importante que nos representa como sociedad de consumo con un apetito voraz. Junto con “Imminent Sleaze” (la historia de un embaucador) es un reflejo de nuestro presente.

Tercer y último: “12 Things I Forgot”. Si “Pariah” era el tema más personal de To The Bone, este es el tema más personal de The Future Bites. Se siente como una apología, como ese punto donde aprendemos a perdonarnos a nosotros mismos por cambiar, evolucionar, por ser una persona distinta a la que éramos hace 20 años. Su sonido es ese vestigio de Porcupine Tree, esa firma personal que identifica la composición como una mirada íntima al artista.

Tracklist

  1. «Unself» 1:05
  2. «Self» 2:55
  3. «King Ghost» 4:06
  4. «12 Things I Forgot» 4:42
  5. «Eminent Sleaze» 3:52
  6. «Man of the People» 4:41
  7. «Personal Shopper» 9:49
  8. «Follower» 4:39
  9. «Count of Unease» 6:08

En el mundo de las artes hay tres tipos de artistas: los que hacen el mismo arte una y otra vez con leves variaciones con mayor o menor éxito, los que se alejan de su disciplina primordial y evolucionan en una área distinta e irreconocible. Y por último aquellos tan brillantes que son capaces de hacer de cada pieza de arte que producen una cosa única y especial expandiendo sus horizontes, manteniendo su identidad y explorando sitios donde jamás nos esperaríamos que llegasen y nos llevaran con ellos.

Este disco tiene una edición especial de la cual hay una sola copia en el mundo. La cual contiene un tema inédito que, quien lo compre, tiene la potestad de guardar para si de forma egoísta por toda la eternidad o compartirlo con el resto del universo.

De los primeros y segundos artistas antes mencionados está el mundo lleno, son excelentes; de los últimos solo hay un puñado ínfimo en cada generación. Son especiales y por lo general incomprendidos, adelantados a su época, su genio reconocido de forma póstuma en el peor de los casos.

Steven Wilson es uno de esos artistas. Este disco es una de esas piezas.

Puntuación 10/10

Y por si acaso se preguntaban: he aquí la promo de la edición única de £10,000 Libras esterlinas:

Luis Robles

Luis Robles

Un tipo de sistemas que cree que sabe escribir, le gusta la música y extenderse mientras te describe un paisaje sonoro.