Sanctuary
The Year The Sun Died

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 29/12/2014

Retomando la historia inconclusa Por: Eliécer Rodríguez   Luego de casi medio siglo (para decirlo de manera dramática), una de las bandas de la era de oro del Thrash Metal decidió regresar. Sanctuary, que dejó una historia por escribir después de una breve estadía en la escena musical, toma de nuevo papel y lápiz y […]


Retomando la historia inconclusa

Por: Eliécer Rodríguez

 

Luego de casi medio siglo (para decirlo de manera dramática), una de las bandas de la era de oro del Thrash Metal decidió regresar. Sanctuary, que dejó una historia por escribir después de una breve estadía en la escena musical, toma de nuevo papel y lápiz y vuelve a escribir su historia con su regreso, «The Year The Sun Died».

folder

The Year The Sun Died

Lamentablemente, en los años 90 no todas las bandas que merecían sobrevivir lo hicieron. El metal se enfrentó al Grunge y en muchos casos salió perdiendo. En el caso de Sanctuary, con solo dos discos en su haber, la presión de una disquera y el rumbo musical que debía tomar acabo con disolverla. Lo que en un futuro se convirtió en Nevermore (Warrel Dane, Jeff Loomis y Jim Sheppard) si corrió con mejor suerte, pero al parecer la nostalgia del trabajo inconcluso trajo de vuelta a una banda muy original. Aunque para esta ocasión no estarán Jeff Loomis ni Sean Blosl, la banda busca rescatar esa escencia del Thrash, pero a mi parecer sin ningún éxito. Aclaro algo, en ningún momento diré que es un mal disco, por el contrario, es muy bueno, pero el sonido es mucho más actual, incluso, se asemeja más a Nevermore (aún sin Loomis) que al mismo Sanctuary. Si bien Warrel Dane si dijo que con seguridad no llegaría a los registros que tenía hace 20 años, el trabajo vocal es muy diferente.

El sonido actual de Sanctuary en su mayoría es menos oscuro que antes, es más potente, más metal de esta década, y no solo hablo en la calidad de sonido que es evidente, hablo en los riff y los cambios, es menos Heavy Metal. A nivel de riffs, es contundente sin duda alguna, mucho más cerrados y progresivos si se quiere. El cambio en el tono de Warrel es evidente, igual de profundo, igual de poderoso per mucho menos agudo. Incluso en los temas más lentos se siente una banda completamente renovada y fresca, aunque son justamente los lentos los que más se acercan al sonido original de Sanctuary.

Sanctuary

Sanctuary

DESTACADOS: «Arise And Purify» es el primer tema y dices: Oye, que buen riff, suena potente, me gusta, después te das cuenta que es una banda de metal de hoy, no Sanctuary. Es uno de los pocos temas que se pasea por tonos altos, y tiene una batería poderosa de la mano de Dave Budbill. «Let The Serpent Follow Me» es otro tema poderoso, con un buen desempeño vocal de Warrel, pero igual con un sonido mucho más Metal de ahora. aunque en el coro da una pequeña señal de ese viejo sonido. «Exitium (Anthem Of The Living)» uno de los temas más oscuros y que me parece más comodo a todo nivel, le permite esa amplitud entre notas que el sonido antiguo permitia con los riffs largos y los fraseos vocales extensos. Este es sin duda de mis favoritos. «Question Existing Fading» tiene un riff interesante, un fraseo vocal rápido, las estrofas suenan tremendas. «I Am Low» me trajo a la cabeza en su inicio un tema de Queensrÿche en la voz de Geoff Tate pero al calco, rompiendo luego a algo más fuerte pero usando ese mismo registro.

«Frozen» es Metal puro y duro, riff y doble bombo, un Thrash de hoy. «The World Is Wired», un tema más del estilo que esperaba, sencillo y potente con un buen riff y una batería agresiva. «The Year The Sun Died» despide con un tema más oscuro, más de lo que muchos queríamos escuchar.

TRACKLIST:

1. Arise and Purify
2. Let the Serpent Follow Me
3. Exitium (Anthem of the Living)
4. Question Existence Fading
5. I Am Low
6. Frozen
7. One Final Day (Sworn to Believe)
8. The World Is Wired
9. The Dying Age
10. Ad Vitam Aeternam» (Instrumental) Rutledge
11. The Year the Sun Died

PUNTUACIÓN: 8/10

No sabemos si Sanctuary es el resultado de la posible disolución de Nevermore, no sabemos si continuará, pero mientras tanto aprovechemos el regreso del buen rock. Es una lástima no haber retomado ese sonido que los caraterizaba, creo que fu una evolución excesiva, habría sido mejor nombrar una nueva banda y empezar de cero con buen pie ya que no veo que estén retomando ningún legado.

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock