Rishloo
Living As Ghosts With Buildings As Teeth

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 08/02/2015

Progresivo Místico


Que Dios siga bendiciendo la hermosa creación de Internet que permite encontrarse cosas de todos los lugares del mundo, y que son mejores que muchas de las cosas con fama y fortuna que nos tropezamos a diario. Un ejemplo es Rishloo y su álbum «Living As Ghosts With Buildings As Teeth». 

Rishloo

Otra de las bandas que recorre el sub mundo musical injustamente trae una joya de disco, con una mezcolanza de sonidos interesantísimos. «Living As Ghosts With Building As Teeths» sufrió el mismo efecto que «The Pariah, The Parrot, The Delusion» de Dredg, los conocí por su mejor disco y fue simplemente impactante lo que lograron, y de hecho, la similitud es tal que Dredg es una de las bandas con las que más los comparan, junto con The Mars Volta. Rishloo es de esas bandas que son escurridizas en la red, de las que no consigues mucha información pero que su música habla por ellos. Principal característica, la camaleónica voz de Andrew Mailloux, de verdad presten atención no solo a los altos sino a la versatilidad.

El trabajo de cuerdas de David Gillett y Sean Rydquist, guitarra y bajo respectivamente, es muy influenciado por el sonido de Dredg, aunque mezclan sonidos más vintage y desgarrados, al estilo de los Mars Volta. He allí el por qué de las comparaciones. La batería de Jesse Smith es im – pre – sio – nan – te. El peso es tremendo y tiene una velocidad y precisión en los fills muy destacable. Cada tema tiene un protagonista destacado y cada historia contada en la voz de Andrew es un viaje que imprime sentimiento a más no poder, y en momentos tiene sus pinceladas a lo Muse. Sin dudarlo se convirtió en uno de los discos con los que te enganchas. Luego de un buen inicio, y de una separación de un año por la ida y vuelta de su vocalista, le dieron fin a este trabajo que habían dejado inconcluso. Son 50 minutos precisos, sin desperdicio, y cuando terminen van a querer empezar.

rishloo_hellskitchen

DESTACADOS: A decir verdad, todos, pero el tema de apertura «The Great Rain Beatle» es increíble. Sin anestesia nos trae un tema que suena como para estar en otra posición, como si viniera de algo, y es que viene de sorpresa a tomarte por la solapa reclamando ser escuchado. Tiene Blues, Rock, Prog, Ambient, todo. Que bárbaro Andrew en las voces, demostrando agresividad, melodía y rangos muy, pero muy altos. «Landmines» tiene mucha psicodelia, mucho Zeppelin agresivo, con una montaña rusa de melodías vocales. La demencia se manifiesta en «Dea Rope Machine», parece una versión de «The Wall» de Pink Floyd con sobredosis de éxtasis. Secciones ambientales, otras agresivas, cualquier cosa. Extraordinaria la batería de Jesse Smith aquí.

«Dark Charade» sumamente ochentoso, me da aires a Queen inclusive en momentos. Un tema de 10 minutos donde pasan muchas cosas. La sección media (a la que entramos sin enterarnos) viene con riffs que comienzan a darle vida a un tema inicialmente lento y denso. Un aire a Dream Theater por el tipo de cambio, no en el sonido. «Radio», hermoso tema, meloso, melódico, una pausa ante tanto cambio, con falsetes vocales, efectos de guitarra y más.

«Winslow», retoma la senda agresiva de riffs yfills poderoso, imaginen una mezcla de Muse con Wolfmother, y Dredg claro. es algo así, un tremendo tema, sin duda de los mejores. «Just A Ride» marca el fin de una cátedra de buena música.

TRACKLIST: 

1.- The Great Rain Beatle

2.- Landmines

3.- Dead Rope Machine

4.- Dark Charade

5.- Salutations

6.- Radio

7.- Winslow

8.- Just A Ride

PUNTUACIÓN: 9.5 / 10

Un trabajo impecable, no se puede decir nada malo de el. Asombroso.

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock