Red Hot Chili Peppers
The Getaway

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 24/06/2016

Vientos de cambio


Revisando este primer semestre del año, tenemos grandes nombres de vuelta, sin contar los que faltan, y como particularidad, muchos de ellos generan ansiedad. Red Hot Chili Peppers es uno de esos casos, empezando por la decisión de decirle a Rick Rubin que no sería su productor, luego de ser partícipe de la mayoría de sus éxitos, desde la época de Blood Sugar Sex Magic, hasta Californication y By The Way. ¿Que buscan los californianos esta vez?, algunas cambios ya eran visibles. Eso es The Getaway

The Getaway800

«The Getaway» (2016)

Desde la salida de John Frusciante algunas cosas cambiaron, en especial por el contexto en el que la banda necesitaba un descanso de la música. Evidentemente, oxigenar la mente por dos años implica activar la creatividad y los sentidos en distintas direcciones. Eso hizo Red Hot Chili Peppers con Josh Klinghoffer, quien sustituye a Frusciante. Lo primero, fue su anterior disco, I’m With You, el cual no tuvo el mismo punch para mi, pero marcó un estilo creativo. Ahora, luego de incalculables éxitos, la banda decide separarse de Rick Rubin, sin duda uno de los más importantes productores de la industria, lo que generó la ansiedad mencionada sobre cual rumbo tomarían.

La banda eligió a Danger Mouse, un músico y productor estadounidense que tiene principal inclinación por el Hip Hop, Indie Rock, incluso el Soul y el R&B, siendo el disco 25, de Adele, una de sus últimas placas. Adicional, la mezcla estuvo a cargo de Nigel Godrich, considerado el sexto miembro de Radiohead. Esto le imprimió a The Getaway un sonido retro, una estética californiana de los años ochenta. Su vena Funk es fuerte, es fresco, nada frenético, nada agresivo o potente, pero si complaciente al oído. No hay nada como «By The Way», «Around The World» o «Give It Away», ni siquiera como «Dani California» que es de lo más reciente. No le des una sola vuelta a este disco, los verdaderos brillos y aromas de este trabajo no aparecen a la primera. Algo que si debo destacar es la mezcla, impecable trabajo.

RHCP3

Chad Smith – Anthony Kiedis – Flea – Josh Klinghoffer

Tal vez nunca sepamos que traían los Peppers para este disco, pues luego de tener más de 20 temas listos, Danger Mouse no estaba convencido del material y pidió dejarlo a un lado y hacer temas nuevos. De los 13 temas del disco, solo 3 se salvaron de esa vieja camada, lo que hizo el proceso más desgastante de lo usual. Anthony Kiedis comentó que buena parte de los temas van enfocados a el fracaso de una relación de dos años, lo que termina de dar sentido al titulo. Y hablando de eso, el tema «The Getaway», arranca y se siente ese aire vintage en el sonido, un tema soft para los oidos, con Flea siempre presente, al igual que sus voces de fondo. «Dark Necessities», otro de los promocionales, tiene el sonido puro del Funk de los Peppers, no del Funk agresivo, sino del elegante, del arreglado, con Kiedis cantando de manera ligera. La batería de Chad es muy retro. Tiene un gran arreglo de piano. Lo notan más en «We Turn Red», con un sonido hueco en los toms. Un tema con mucho Groove, algo de distorsión aspera pero melodiosa.

«The Longest Wave», relajados sonidos californianos con unos delicados arreglos de guitarra. Llama la atención que, indistintamente de cual de sus guitarristas toque, los arreglos parecen hechos por la misma persona. «Goodbye Angels» es de mis favoritos, el Anthony Kiedis de siempre, con su entonación y su pronunciación particular, inmortal. Buen peso con nostalgia y buen Groove. «Sick Love», y ya pierdo la cuenta de cuantas veces se ha mencionado California, esta vez por ellos. Seguimos rodando por la costa al atardecer. Este tema cuenta con, nada más y nada menos, que con Elton John en el piano. «Go Robot», el buen Funk retro de los ochenta.

RHCp4

Flea – Chad Smith – Anthony Kiedis – Josh Klinghoffer

Saltamos a «Detroit», uno de los temas más subido de tono, pero como les comenté, ni cerca de lo que conocemos. «This Ticonderoga» tiene partes de sobrada energía con distorsión, aún así suena retro por su mezcla y no es un tema de mayor relevancia. «The Hunter» me sorprendió muchísimo. Un tema básicamente Jazz, un piano seductor y Kiedis haciendo un interesante trabajo, al igual que Chad en los tambores. «Dream Of A Samurai», inusualmente largo, con seis minutos de duración, es un tema experimental con piano, voces líricas, bajo y guitarra funk, y muchos efectos. Arriesgado e interesante.

TRACK LIST:

  1. The Getaway
  2. Dark Necessities
  3. We Turn Red
  4. The Longest Wave
  5. Goodbyes Angels
  6. Sick Love
  7. Go Robot
  8. Feasting On The Flowers
  9. Detroit
  10. This Ticonderoga
  11. Encore
  12. The Hunter
  13. Dreams Of A Samurai

PUNTUACIÓN: 8 / 10

No es un disco fácil, no es un disco regular, pero tiene su magia particular.

 

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock