Pineapple Thief
Magnolia

Por: Luis Robles

Publicado el: 03/12/2014

El ladrón de tu atención Por: Luis Robles Prestemos atención por un momento: ¿Cuál es el tipo de música que más auge está teniendo en este momento en Inglaterra? El Indie por supuesto. El indie es una amalgama experimental que engloba los deseos reprimidos de muchas bandas de ponerse a inventar y crear cosas nuevas, […]


El ladrón de tu atención

Por: Luis Robles

Prestemos atención por un momento: ¿Cuál es el tipo de música que más auge está teniendo en este momento en Inglaterra? El Indie por supuesto. El indie es una amalgama experimental que engloba los deseos reprimidos de muchas bandas de ponerse a inventar y crear cosas nuevas, con mediano éxito, pocas bandas logran generar un sonido interesante sin sonar como la centésima versión de Arcade Fire/Black Keys/Arctic Monkeys. El Ladrón de Piñas entra en ese espacio experimental y sinceramente sale muy bien parado con este disco que va desde el Indie al Progresivo al Experimental y deja una sensación de hacer las cosas bien que se agradece sobre manera.

Magnolia

 

Magnolia

Magnolia

Magnolia es uno de esos discos que llegan y recorren la distancia completa, tiene un sentimiento más que un estilo, y es de esos discos con los que te puedes conectar en mayor o menor manera. Pineapple Thief son solo 4 personas (Steve Kitch, Bruce Soord, Jon Sykes, Dan Osborne) pero pareciera que fuesen más músicos. La cohesión que han logrado entre el piano, las guitarras y la percusión, se hace un solo sonido único melodioso que no pelea por tu atención si no que más bien acompañan a la composición más como una idea.

El disco se pasea entre el indie muy light, y deja ver sus raices progresivas en absolutamente todas y cada una de las composiciones, con riffs de guitarras que son realmente pegajosos y que costará sacarlos de tu cabeza de alguna u otra forma de tu cabeza, también la secuencia del orden de las canciones está muy bien pensada sin demasiados puntos bajos ni demasiados puntos altos, pero la combinación casi exacta para lograr un viaje a traves de la imaginación de estos cuatro músicos, con baladas y canciones de amor, algunas de alegría y otras de simple deshaución.

Este disco tiene una belleza inmaculada, reflejada en una producción impecable, con un sonido super limpio, sin compresión alguna, y con unas canciones que son todas cortas, pero no por eso pierden calidad, más bien ganan mucho en su forma concisa, ya que dicen lo que tienen que decir en el espacio de tiempo que tienen sin que les sobre o les falte un solo segundo. Los sonidos electrónicos están mezclados de forma magistral con los instrumentos más tradicionales haciendo este quizás su mejor disco hasta la fecha.

Los Ladrones de Piñas

Los Ladrones de Piñas

El disco abre de la mejor forma como un disco puede abrir: “Simple As That”, es un tema que inicia con una guitarra con algunas notas, luego a Mr Soord cantando unas cuantas notas para explotar en lo que quizás sea el Riff más increíble que tenga este disco, con un sentido de la urgencia y la desesperación, pero que mantiene la atención sin llegar a saturar tus sentidos.

Alone At Sea”, “Don’t Tell Me” y “Magnolia” tienen ese sonido Post Rock Inglés, con guitarras sin mucha distorsión y algún que otro sonido electrónico sin llegar a ser disruptivo del sonido que tiene el disco de forma general. “Seasons Past” y “Coming Home” son temas mucho más suaves, más lentos, casi un suspiro de canción, pero con mucha intensidad anímica.

Breathe” y “Sense of Fear” son temas upbeat, con riffs pegajosos, que arrancan con mucha energía después de pasar unos 20 minutos con canciones mucho más suaves, es un cambio de dirección brusco pero que tiene un efecto positivo en el disco ya que le da un dinamismo bastante amplio a los espacios de la composición. Ambas tienen ese sonido característico del Rock de Inglaterra (Como Muse, como Porcupine Tree e incluso como Anathema) con mucho espacio para respirar y mucho para crecer sonoramente.

Por último “Bond” y “A Loneliness” son dos canciones de amor bastante melodiosas y melodramáticas, con guitarras pausadas y mucho sentimiento dentro de cada nota. Una forma magistral de cerrar un disco que no deja de sorprender en sus 47 escasos pero espectaculares minutos.

Tracklist:

  1.       Simple As That (04:01)
  2.       Alone at Sea (05:21)
  3.       Don’t Tell Me (03:35)
  4.       Magnolia (03:47)
  5.       Seasons Past (04:14)
  6.       Coming Home (03:06)
  7.       The One You Left to Die (04:19)
  8.       Breathe (02:35)
  9.       From Me (04:31)
  10.     Sense of Fear (04:31)
  11.     A Loneliness (03:22)
  12.     Bond (04:31)

Magnolia es uno de los contendores a quedarse en el top ten del año, es un disco muy bien hecho, mejor producido, bien compuesto y sin una sola nota de desperdicio.

Puntuación 9/10

 El video de Simple As That.

Luis Robles

Luis Robles

Un tipo de sistemas que cree que sabe escribir, le gusta la música y extenderse mientras te describe un paisaje sonoro.