Lindemann
Skills In Pills

Por: Ilay Acosta

Publicado el: 25/10/2015

Nada nuevo que ofrecer


Debo reconocer que cuando vi el primer anuncio de la formación de este proyecto bautizado como Lindemann, me emocionó la idea de escuchar material compuesto por dos  nombres de importancia en la escena Europea como lo son Till LIndemann y Peter Tägtgren, más allá de considerarme fanático de la música de Rammstein, Hypocrisy y Pain.

24231
El impulso publicitario detrás de este grupo ha sido genial, ya que casi toda la pauta se basó en mostrar a los involucrados en medio de situaciones  bizarras cargadas de sátira; característica utilizada hasta el cansancio por el Sr. Lindemann y Cia. La muestra de ello  se evidencia en el video del primer single “Praise Abort”«Skills In PIlls» es el título del primer álbum de éste proyecto, cuyo origen proviene de los tiempos de la Alemania separada; en cuyo lado socialista no había acceso a drogas, por lo que se necesitaba de habilidades para preparar cocteles con medicinas, y de esa mezcla se obtenía un “viaje”  o la posibilidad de envenenarse. ‎

Puedo afirnar, en pocas palabras, que este álbum a nivel musical, representa una gran decepción. Quizás el hecho de conocer el potencial creativo de sus protagonistas, coloca la barrera alta, pero después de muchas reproducciones tratando de encontrar elementos que salven el disco, el resultado sigue siendo el mismo. La creatividad es nula, no hay un solo elemento que ambos músicos no hayan utilizado en sus proyectos personales, las canciones más movidas son una vil copia de cualquier tema de Pain, con la diferencia de tener a Till en las voces. Los temas más elaborados son un clon de cualquier tema de Rammstein con la diferencia de que son cantados en inglés.

lindemann2

En cuanto al idioma hay otro punto negativo, debido a que la pronunciación de Till  es terrible – es bien sabido que él detesta cantar en inglés, dicho por él mismo –  y aquí se nota aún más. No es menos cierto que ésta lengua es algo que a nivel general le cuesta a los alemanes, de hecho son producto de mofa  por su particular acento.

Las liricas, en su mayoría son de carácter ofensivo y/o vulgar, que causan gracia por momentos pero tienen tendencia a volverse aburridas por el ya desgastado contenido sexual/bizarro presente en “Ladyboy”, “Fat”, “Golden Shower” y “Praise Abort”.‎ Si bien he mencionado solo características negativas, no se trata de un disco completamente malo, es un álbum que a los años quizás no recordemos, pero que cuenta con uno que otro tema rescatable. Particularmente, me gustaron “Home Sweet Home” y “Yukon”; dos de los temas medianamente elaborados,  por tener una estructura de balada y liricas con un sentido un poco más profundo que el resto,  a su vez acompañadas por la atmosfera de los sintetizadores que le dan un carácter agradable a cada una.

“Children of The Sun”, llamó mi atención por momentos porque el riff inicial no es más que una variación del riff principal de “Asche zu Asche” de Rammstein (salvando las distancias) quizás por ello es un tema que se deja escuchar. “That´s My Heart”, representa otra nota discordante de este disco, por ser una balada cuya melodía está liderada por el piano, pero solo eso, a nivel de instrumental es un track genial. El disco en sí, se deja escuchar pero recomiendo no tener grandes expectativas, ya que si bien es cierto que el registro de voz barítono de Till está presente durante todo el álbum, su terrible pronunciación hace que lo único bien hecho  sea el trabajo realizado por Tägtgren a nivel instrumental.

TRACKLIST:

01. Skills In Pills
02. Ladyboy
03. Fat
04. Fish On
05. Children Of The Sun
06. Home Sweet Home
07. Cowboy
08. Golden Shower
09. Yukon
10. Praise Abort
11. That’s My Heart

PUNTUACIÓN: 5.5 / 10

Habrá quien disfrute mucho este disco y no es del todo criticable, pero en lo particular esperé más de éste par.

Ilay Acosta

Ilay Acosta

Tecnólogo, agnóstico, bajista entusiasta, blogger aficionado, el fútbol es mi religión, melómano en formación.