Lamb Of God
Lamb Of God

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 21/06/2020

Prueba de fuego


Lamb Of God está de vuelta luego de 5 años sin nuevo material. Evidentemente, los focos se posan sobre la batería, y el desempeño del personaje que sustituye al icónico Chris Adler, quien anunció su separación el año pasado. Dado todo esto, recurren al nombre del disco homónimo: esto somos, vamos desde la raíz, somos Lamb Of God.

No hay banda que se salve de las comparativas cuando un miembro fundamental se retira y deja la vara alta. Art Cruz, (Wind Of Plague) asumió la responsabilidad de sustituir a quien puedes reconocer solo de escucharlo, y eso no es fácil. Evidentemente, la banda tuvo que ajustar el engranaje para no convertirlo en una catástrofe. Este trabajo muestra cómo sonarán ahora, la misma receta, pero sin duda cambiaron la marca de uno de los ingredientes principales: la sal, la que le da sabor. Decir que Art Cruz hizo un mal trabajo, es mentir, decir que no está al nivel de la banda, mucho más. Ahora, decir que cubre el puesto sin que nadie se acuerde de Adler, y que queda cerrado ese capítulo, es una mentira aún mayor. Sencillamente, no.

Tenemos un buen disco, no un disco memorable. Para mi, no supera nada de lo que han hecho desde Sacrament, muchísimo menos a VII Sturm Und Drang. «Memento Mori», que en español es «Recuerda que morirás», abre el disco como una continuidad de su último trabajo, un halo de misterio, arpegio tenebroso y un reventar muy agresivo. Para mi, la mejor del disco. «Checkmate», fue la primera probada que nos dieron de este trabajo, y fue la primera pista de lo que venía: más peso en los pies, menos flow en las manos. Suena muy contundente pero con una fluidez diferente, los repiques en los toms no suenan tan fuertes, no así los bombos.

«Gears» es Lamb Of God del viejo, de ese que tenía más chispa y groove, muy a lo «Redneck». Lo que nadie puede negar es que Blythe sigue siendo una bestia, y la dupla Morton / Adler genera unos riff maravillosos. «New Colossal Hate» otro de los muy agresivos riffs, donde se extrañan los fills de Adler.

Jamey Jasta, de Hatebread, se suma en el tema «Poison Dream», pero prefiero escuchar solo a Randy, la verdad. «Routes» es una pista hecha para el invitado, el gran Chuck Billy de Testament. Es un tema plano de puro Thrash Metal. Aquí se pueden dar cuenta de la mejor faceta de Cruz, el peso. «On The Hook» para cerrar, y pese a ser uno de los más agresivos, me atrevo a decir que está de último por la diferencia en el sonido.

TRACKLIST:

  1. Memento Mori
  2. Checkmate
  3. Gears
  4. Reality Bath
  5. New Colossal Hate
  6. Resurrection Man
  7. Poison Dream (feat. Jamey Jasta)
  8. Routes (feat. Chuck Billy)
  9. Bloodshot Eyes
  10. On The Hook

PUNTUACIÓN: 8/10

Difícil sacarse de la cabeza ese sonido que tanto reconociste por años y ya no está. Este es el disco de adaptación para todos, en el que sí extraño un poco de la maldad en algunos momentos. Siento que bajaron un escalón para permitir el acople, un tanto monótono de momento. Esperemos el próximo capítulo.

Foto portada / Cover photo: Travis Shinn

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock