Iced Earth

Iced Earth
Plagues of Babylon

Por: Luis Robles

Publicado el: 02/07/2014

Abriendo las puertas del fin de la humanidad. Por: Luis Robles Iced Earth está de vuelta después de muchos cambios de integrantes, drama, detalles médicos y demás cosas que regularmente le suceden a una banda. Todo empezó por allá un 11 de septiembre del 2001, cuando unos aviones se estrellaron contra el World Trade Center […]


Abriendo las puertas del fin de la humanidad.

Por: Luis Robles

Iced Earth está de vuelta después de muchos cambios de integrantes, drama, detalles médicos y demás cosas que regularmente le suceden a una banda. Todo empezó por allá un 11 de septiembre del 2001, cuando unos aviones se estrellaron contra el World Trade Center de New York en los Estados Unidos de América. La banda quedó sin el cantante que los definió durante los 90’s; Matt Barlow abandona la banda persiguiendo un ideal de hacer algo que ayude a la comunidad. Tim “Ripper” Owens de Judas Priest entra a ocupar su puesto. Ustedes se preguntarán ¿A que viene todo esto? Pues:

En 1998 Iced Earth arrancó una saga llamada Something Wicked This Way Comes, un disco sobre una criatura mitológica, muy parecida al anti cristo con la sola misión de destruir la humanidad. Con parafernalia faraónica y un culto que se prepara para su retorno, Something Wicked This Way Comes, comprendía solo tres temas en el álbum, los cuales fueron extendidos por Owen en Framing Armaggedon (2007) y luego por Barlow en Crucible of Man (2008); Barlow finalmente sale de la escena musical para dedicarse a metas personales, y acaba un ciclo de locura e inestabilidad.

John Schaffer en el interim, tuvo cirugías de espalda, fundó un proyecto que seguía más o menos la visión de Glorious Burden (2004) llamado Sons of Liberty,  altamente político, grabó un disco más con Hansi Kürsch, el cantante bávaro de Blind Guardian, y se dedicó a hacer mil cosas, montó una tienda de figuritas históricas, participó en cuanta dramatización de batalla histórica consiguió. El señor es un patriota americano. Pero hasta la médula.

En 2011, un tal Stu Block, un canadiense con un rango vocal increible, de la banda Into Eternity, fue reclutado para cantar en la banda y sacaron Dystopia. Después de una gira mundial y un concierto grabado en Chipre, llegamos aquí. 2013. Y las plagas de babilonia.

Iced Earth

Iced Earth

Las Plagas de Babilonia es un disco picado en dos. parte de el continua la historia de Seth Abominae (el anticristo mencionado anteriormente) y el resto no tiene ninguna dirección conceptual. Después de todos los cambios antes mencionados, y tantos movimientos y direcciones:

¿A qué suena este disco?

Este disco suena como el Iced Earth de toda la vida, pero moderno, atrás quedaron los temas que tan solo eran un gran riff a toda velocidad de principio a fin, no digo que esté mal, pero las bandas deben probar cosas nuevas, y este modelo 2013 logra los cometidos. Sigue teniendo la identidad de ese riff principal Made In John Schaffer de pura velocidad sin ser completamente abrumador. Ahora hay más espacio para melodías y para ritmos, composiciones de distintos estilos, la banda se pasea por el rango completo de Stu Block; Ah, Mr. Block. Si Dystopia fue la climatización, Plagues of Babylon es la entrega de la ciudadanía.

¿Necesitas unos gruñidos? El cantante gruñe. ¿A me dijiste agudo como Owens o Barlow? Aquí está agudo como Banshee. pero, ¿Que cante normal como si fuese un cantante de esos estudiados y con técnica? Claro, claro no hay problema alguno. Cante. Stu Block es versátil, adaptativo, y hace cada tema suyo, se pasea sobre las notas grácilmente, y es básicamente el heredero de Barlow sin pisarle los dedos de los pies. Si bien regularmente los cantantes nuevos tienen que vivir a la sombra de la mejor época de la banda (que regularmente es el pasado) siempre hay espacio para crear una nueva versión increíble. Esta es la versión increíble de Iced Earth.  Una banda madura que ya no tiene una competencia de velocidad con las demás (y consigo misma) y tiene un sonido muy bien definido y añejado como los rones. Este proceso evolutivo empezó en Horror Show, uno de los discos más infravalorados que tiene la banda, y llega hasta hoy.

Por supuesto no sería un disco de Iced Earth si no tiene una canción que desafíe las leyes físicas de que tan rápido se puede mover la muñeca de un guitarrista rítmico, personificado en John Schaffer, que tiene un estilo bastante especial a la hora de hacer los riffs principales de esos temas que van a toda velocidad. Este disco solo tiene uno completo, y fracciones entre todos los demás.

La compresión dinámica, característica absurda de las grabaciones del presente no está presente en Plagues Of Babylon, el sonido es limpio, amplio, y cada instrumento se escucha individualmente sin sonar saturado y abultado. ¡Por supuesto que tiene compresión! pero es un rango normal, y apenas es notable, la mezcla tiene mucho detalle y dinamismo, y no sufre del síndrome de las cucarachas en una caja de fósforos.

TRACKLIST:

  1. “Plagues of Babylon”  7:47
  2. “Democide”  5:22
  3. “The Culling”  4:26
  4. “Among the Living Dead”  5:14
  5. “Resistance”  4:49
  6. “The End?”  7:13
  7. “If I Could See You”  3:55
  8. “Cthulhu”  6:04
  9. “Peacemaker”  5:02
  10. “Parasite”  3:30
  11. “Spirit of the Times”  5:05
  12. “Highwayman”  3:12
  13. “Outro”  0:24

Duración total: 62:03

Plagues of Babylon  es un muy buen disco, moderno, fresco, inteligente y sobre todo dinámico, cambia y transmite algo de urgencia en las notas, tiene ese sonido tan característico de la banda sin sonar arcaico, Stu Block le da una bocanada de aire fresco y le da juventud y algo de rebeldía a la banda sin dejar de ser elegante.

PUNTUACIÓN: 7/10

Dynamic Range: 8

Video de Plagues of Babylon

Luis Robles

Luis Robles

Un tipo de sistemas que cree que sabe escribir, le gusta la música y extenderse mientras te describe un paisaje sonoro.