Steve DiGiorgio: Innovación en cuatro cuerdas

Estoy agradecido de ser la influencia de tantos jóvenes bajistas.

Por: Eliecer Rodríguez


En cada género musical, en cada instrumento, siempre encontraremos personajes que tienen un brillo único, que innovaron y generaron un nuevo camino y una inspiración para nuevas generaciones. Pese a la popular guitarra, hubo alguien que en silencio ha escrito muy buena parte de la base del Metal que hoy conocemos, el bajista Steve DiGiorgio.

Quien hoy ocupa el puesto de bajista en Testament, tiene una larga participación en diversos proyectos. Pero además de la leyenda del Thrash Metal que hoy lo honra en sus filas, fue fundador de Sadus, y formó parte de Autopsy y Death, lo que lo coloca en un sitial muy privilegiado.

Photo: Matt Stasi

En estos tiempos difíciles, Cowboys From Rock tuvo la oportunidad de conversar en exclusiva con Steve DiGiorgio, y justamente hablando de dificultades, Steve fue uno de los primeros nombres del Metal en anunciar públicamente estar contagiado de Covid-19, luego de la gira con Exodus y Death Angel. Sobre este amargo episodio, Steve reconoce haber pasado muy malos ratos. «Fue un largo camino de recuperación, y a veces me pregunto si todavía siento las cosas un poco «apagadas»… ¿sabes? Pero han pasado 6 meses desde que me enfermé, así que trato de mantenerme seguro y cuerdo».

Afortunadamente, Odín salió vencedor. Y es que DiGiorgio, quien tiene descendencia nórdica, hace gala constante de su herencia ancestral, incluso, pueden ver que su web oficial tiene mucho contenido en alfabeto rúnico. «Bueno, no es tan serio, es sólo un motivo genial. El look se ajusta a mi herencia viniendo del lado noruego de mi madre. Me gusta tener algunas de las viejas runas a mi alrededor y mostrar el martillo como una vista a mis ancestros de esas tierras nórdicas.».

Photo: Ethan Miller

Uno de los aspectos distintivos de Steve DiGiorgio es el uso del bajo sin trastes, conocido como «fretless», algo que lo llevó a ser catalogado como precursor de su uso en el Metal Extremo, influenciando a bandas como Obscura. «Siempre me ha gustado el sonido y la sensación de un fretless, porque si nos remontamos aún más atrás, como en mi clase de orquesta del instituto tocaba un gran bajo sin trastes! Como todos los violonchelos, violas y violines, todos los instrumentos sin trastes de la orquesta. Así que aprendí a tocar las notas por posición y no por número de traste». Y es el que el antecedente musical de DiGiorgio no solo se basa en Metal Extremo, ha sido bajista de sesión, y trabajado con bandas como Soen, Sebastian Bach, entre otros. «Sólo unos años después de cambiar al bajo eléctrico construí mi propio bajo sin trastes. Estuve involucrado con ese sonido y estilo desde que era joven, pero no se sabía que el género de Heavy Metal tuviera ese tipo de bajo, así que se me dio el crédito por iniciarlo»

Todo futuro es incierto, y el del mundo del espectáculo ni hablar. Pese al optimismo, muchas bandas no tienen claro que va a pasar con sus planes, y eso no exime a Testament, quienes este año lanzaron Titans Of Creation. Afortunadamente, Steve afirma que los planes de seguir con la banda se mantienen. «Literalmente todo el mundo está en la misma situación de no saber qué hacer exactamente, ni saber qué esperar. Supongo que todos estamos atentos a ver si podemos retomar donde lo dejamos y continuar como antes. O si habrá un nuevo conjunto de normas que cambien el panorama de la música en vivo del futuro. Si Internet nos robó nuestros ingresos por material grabado, el virus nos robó nuestra forma de ganar dinero con la música en vivo». Y es que esta lapidaria afirmación no puede ser más cierta. El incremento de plataformas digitales ha hecho que los ingresos de las bandas se vean cuestionados, y esta nueva realidad fue el golpe de gracia. «Dependiendo de cómo se desarrolle todo, intentaremos continuar con el plan de salir y apoyar el álbum en todo el mundo tocando conciertos en vivo y volver a escribir el siguiente álbum».

En lo que pareciera una conversación con el oráculo de la sabiduría, DiGiorgio se siente muy afortunado en haber sido parte de los inicios de un género que para muchos no tendría mayor futuro. «En los 80 y principios de los 90 éramos sólo una novedad tocando lo que pensaban que era sólo una moda molesta o una tendencia temporal. Así que es muy bueno ver los enormes festivales donde miles de personas pueden reunirse y sentir que necesitan vivir su conexión con la música metal». Pero no todo es un camino de rosas, reconoce que la evolución ha traído la falta de creatividad, y la poca trascendencia en la música. «Una cosa que no me gusta que haya salido de esto es la cantidad de repetición y saturación. Creo que el género y la escena pueden seguir creciendo más fuerte, pero con menos estancamiento de la evolución y bandas de copia. Siempre he estado abierto a nuevas ideas y sonidos experimentales. La gente está atascada en escuchar lo que está acostumbrada.»

Si respiramos aires más frescos, encontramos en la discografía de Steve a Dark Hall, proyecto de Jazz Fusión Experimental, una propuesta que muestra la faceta académica del bajista. Solo dos demos vieron la luz, pero ante la interrogante de retomar Dark Hall, surgen otras opciones. «Me encantaría. No estoy seguro de si los mismos tipos piensan igual. Pero tengo muchas aspiraciones de aplicar un bajo más creativo en un formato menos estandarizado en el nuevo proyecto junto con mi hermano bajista Jeroen Paul Thesseling en nuestra nueva banda llamada Quadvium. Así que supongo que será una fusión de sonido en un entorno contemporáneo». Thesseling, es otro virtuoso bajista que usa fretless, y que actualmente volvió a la banda Obscura, donde el fretless es una condición.

Proyecto Quadvium

Si trajéramos los términos de negocios modernos a esta palestra, diríamos que Steve DiGiorgio es un emprendedor compulsivo. La constante búsqueda se sonidos y nuevas experiencias lo lleva a explorar, aún en tiempos de creatividad limitada. Me gustaría trabajar con aquellos que disfrutan haciendo música y siendo abiertamente creativos. Nunca he tenido el foco del éxito o el estatus de estrella de rock, así que me contento con seguir explorando nuevas ideas musicales usando viejas técnicas y nuevas tecnologías. Y hasta con un tono soñador, nos confiesa que quiere mas. He estado disfrutando de la nueva fusión de los géneros de la música del mundo que se mezclan entre sí y me encantaría aventurarme más en esa dirección y tal vez ser parte de algo nuevo.

De vuelta al bajo sin trastes, son pocos los ejecutantes de esta peculiar versión de las cuatro cuerdas, y mucho menos si le sumamos unas cuerdas más. Pareciera un mundo desconocido donde pocos se atreven a explorar, sin embargo, para Steve es un honor poder ser precursor de este estilo y ser reconocido como una influencia para una generación. «Nunca asumiría esto, es evidente por el hecho de que muchos bajistas más jóvenes me lo han hecho saber. Cuando toco un show se reúnen conmigo para contarme, o me mandan e-mails o mensajes, comentarios en los posts. Quiero decir que hay tantos y no puedo creerlo, pero estoy muy agradecido de que lo digan.

Los Esenciales de
Steve DiGiorgo

Una banda:
Rush

Un testaferro:
Ian Anderson

Un álbum:
A (Jethro Tull)

Una canción:
Hemisferios

Una comida:
Fårikål

Un libro:
El Evangelio de Loki

Un sueño:
Que puedo jugar al hockey sobre hielo

Un objetivo no alcanzado:
Nunca llegué a tocar con Dio u Ozzy

Un placer culpable:
Corto el césped descalzo

Una palabra que te define:
Natureboy

Y es que la humildad forma parte de la naturaleza de nuestro nórdico entrevistado, donde sin tapujo le gustaría retribuir esa admiración.

«Me gustaría poder decirle a los chicos que me influenciaron las mismas cosas. Tuve esa oportunidad este año cuando entrevisté para la revista Bass Player a uno de los bajistas que me influenciaron, el bajista de Jethro Tull desde 1979 hasta mediados de los 90. Fue realmente genial hablar sobre el bajo con un tipo que ha estado tocando durante unos 60 años, es refrescante saber lo emocionado que sigue estando por tocar música a los 70. Parece que nuestra influencia nunca desaparece, y estoy agradecido de ser la influencia de tantos jóvenes bajistas. El mundo del bajo es realmente una gran camaradería y siempre nos felicitamos y nos ayudamos a crecer. Es como esa mentalidad de «nosotros contra el mundo» que elimina la competencia entre nosotros.

Como de costumbre, queremos conocer los gustos de nuestros invitados, y en esta oportunidad, el Metal Progresivo fue el ganador. «El nuevo álbum de Haken, Virus es realmente brillante. Otras cosas que me gustan son similares, con la pesadez combinada con una gran melodía: Caligula’s HorseRise Radiant; Sons Of Apollo – MMXX; SorcererLamenting of the Innocent, y Dream TheaterDistance Over Time.

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock