Dream Theater – Dream Theater (2013)

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 27/09/2013

 Comienza una nueva era  Por: Elíecer Rodríguez Una de las novelas más recientes del mundo del rock tuvo finalmente un desenlace. Dream Theater trae su más reciente trabajo titulado simplemente «Dream Theater», donde por primera vez Mike Mangini pudo hacer de las suyas a nivel de composición y por supuesto, las comparaciones no se hicieron […]


 Comienza una nueva era

 Por: Elíecer Rodríguez

Una de las novelas más recientes del mundo del rock tuvo finalmente un desenlace. Dream Theater trae su más reciente trabajo titulado simplemente «Dream Theater», donde por primera vez Mike Mangini pudo hacer de las suyas a nivel de composición y por supuesto, las comparaciones no se hicieron esperar.

 dream-theater

Si hay disco que ha estado en el ojo del huracán ha sido este homónimo de Dream Theater, ya que desde la polémica partida de Mike Portnoy y la llegada de su sustituto, Mike Mangini, no ha habido otra cosa sino especulaciones de quién es el mejor, del rumbo que le dará este nuevo integrante, y por qué no, las ganas de muchos de decirle a Portnoy que es pasado. Su anterior trabajo «A Dramatic Turn Of Events» ya había dado avisos de un cambio inminente, pero con la salida de una pieza tan clave en los cimientos de la banda y la llegada de quien sin duda es de los mejores bateristas del genero, cualquier cosa podía pasar, lo que tenía en una disputa eterna a los fans.

Lejos de disiparse la batalla, se le sumaron contrincantes, pues hay quienes lo enarbolan como uno de sus mejores trabajos y un regreso que superó las expectativas, otros aún no se sienten muy convencidos. Por esta razón, esta vez traemos una reseña doble, dos puntos de vista del mismo tema, pero que en mucho distan y recogen parte de lo que este disco a significado para sus fans. ¡Veamos!

dt18

Eliécer Rodríguez:  

Como seguidor de Dream Theater desde hace muchísimos años, y considerándola una de mis bandas favoritas, la salida de Portnoy me pareció un quiebre definitivo en el norte que tomarían. No hablo de si sería buena o mala, solo distinta.  Muchos lo culpaban del rumbo o desaciertos más recientes, pero aún cuando era líder, compositor, productor y novio de la madrina, no estaba solo. Así que es muy fácil escurrir culpas a quien más nos conviene.

Pero más allá de eso, el nuevo álbum llegó, y en resumidas palabras, para mi, no deja de ser un gran trabajo, pero que no tiene el mismo feeling de sus trabajos previos. Como he dicho en varias oportunidades, no me enganchó tan rápido, tuve que escucharlo una y otra vez y aún hay cosas que no me parecen memorables. Pero es que hay que entender que esta nueva etapa es muy distinta y algunos como yo, deben digerirlo. Aún sin ser conceptual, escuchaba los discos como un todo, ahora son buenos temas pero no les siento la misma conexión. Siento que falta ese elemento de maldad, de metal progresivo que aquí se ha disminuido y se ha inclinado más hacia un progresivo más melódico, más clásico, y ese era el rumbo que ya venía con «A Dramatic Turn Of Events». Confieso que con el lanzamiento del tema promocional «The Enemy Inside» pensé que la banda venía a acabar con el mundo, pero luego de 70 minutos no pienso exactamente igual.

De los temas: El intro con la suite «False Awakening» me pareció extraordinaria para marcar una nueva era, y mucho más cuando lo que le sigue es «The Enemy Inside», un tema que para mi, es de los mejores del álbum. Un poder que sí demostraba que esta banda había recuperado el nivel apoyada en Mangini, quien es sencillamente impecable. Tiene mucho del DT viejo a mi parecer, sin embargo, las esperanzas de tener un álbum con ese nivel de fuerza se desvanecen al escuchar «The Looking Glass», que en una onda muy, pero muy Rush, se torna más relajado, muy del progresivo clásico. Muy buen tema, pero creo que le restó el impulso que traía con el inicio. Exquisito el sonido del bajo de Myung.

«Enigma Machine» me pone a pensar si el problema era realmente yo, o era el disco. Un tema instrumental, potente de pie a cabeza, cargado de buenos fills de Mangini, una guitarra de Petrucci con muy buen sonido, más redondo y menos agresiva,  y Jordan, pues, es Jordan. Pero muy a pesar de eso, dudo mucho que sea un tema que pase a la posteridad como los instrumentales anteriores, de hecho, para mi el menos resaltante. «The Bigger Picture» es el comienzo de la segunda mitad del disco, donde para mí, la cosa se acomoda. Una extraordinaria canción con una letra que eriza la piel. Un solo de Petrucci que me lleva a la era de «Scenes From a Memory» y un LaBrie que canta más cómodo que nunca. «Behind The Veil» se pelea entre los mejores del álbum. Considero que uno de los problemas de este disco es el orden de los temas, pues este como tercer tema en vez de «The Looking Glass» le daba una estructura muy diferente.

«Surrender To Reason» me remonta al «Six Degrees Of Inner Turbulence» de entrada. Tal vez es el tema que me trae más al viejo Dream Theater. LaBrie que se pasea por todas sus facetas, una banda haciendo buenos cortes de metal progresivo, incluyendo sonidos nuevos, en especial en la guitarra. «Along For The Ride», un tema sublime, exquisito en arreglos y cargado de feeling. «Illumination Therory», es sin duda el trabajo más complejo del disco, el tema más largo y por ende, la vía de escape creativa de esta gente. Un sonido a Hard Rock con algo de psicodelia, arreglos de orquesta, un Jordan Rudess que se pasea por todos los estilos posibles con matices de diferentes géneros. riff y voces con agresividad la hacen otra candidata para haber estado más arriba en el track list, a pesar de la obvia intención de dejarla de cierre. Épico, majestuoso, como debió ser todo el disco.

Un disco de una segunda etapa de Dream Theater, no lo pongo al nivel de nada que esté de «Octavarium» hacia atrás. Incluso, desde «Systematic Chaos» aún cuando me lo han criticado, y es que este disco no tiene un «In the Presence Of Enemies» o «The Ministry Of Lost Souls», ese es el feeling que no creo que regrese. Mención aparte merece la mezcla, la que no ha convencido del todo y justamente por la batería, la cual se siente enterrada en el sonido, y era justo lo que la gente más quería escuchar.

Puntuación: 8/10

dream-theater-600x400

Luis Robles: 

Este álbum para mi tiene algo de especial, para empezar, es el primer álbum con el gran Mike Mangini en la central de los corotos y los peroles, y seguido es básicamente la amalgama de estos cinco músicos metidos en el estudio desde el principio y trabajando como equipo, algo que el disco anterior echaba en falta cuando John Petrucci, maestro guitarrista, escribió las piezas de percusión y M.r Mangini las repitió al calco haciendo los ajustes necesarios.

En agosto del 2012, pude ver en carne propia, la energía que tiene esta nueva alineación, y fue impresionante; «A Dramatic Turn of Events», no le hace justicia a lo que suena en el estadio cuando estos 5 arrancan a tocar. Asumo que esta nueva producción discográfica tampoco le hace justicia a esa energía que se siente en el escenario mientras tocan al unísono. Sin embargo no quiero repetir lo que ya tanto se ha dicho y solo me enfocare en tres detalles, que causalmente son los tres temas con los que cierra la producción: «Along for the Ride» es un tema con mucho feeling, y estoy seguro se convertirá en el paño de lágrimas de muchos fans en los próximos años como lo es «Spirit Carries On». Las comparaciones son odiosas pero no puedo dejar de referenciar la pieza del año 2000, más por el sentimiento que genera que por la composición.

«Surrender to Reason», la única pieza escrita a mano por John Myung, no deja de sorprender, es una bocanada de positivismo y aire fresco, con una dirección lírica de otro nivel, de esas que evocan memorias y que te dicen que, aunque todo salga mal, siempre va a estar bien. Entra en el panteón de esas letras profundas que da mucho que pensar mientras suena. Evoca memorias y hace reminiscencia de sentimientos pasados, y futuros quizás. Si estuviera en mi poder, Myung tendría que escribir un tema en cada disco (que valga la acotación, el bajo es omnipresente, cosa que agradezco mucho ya que le da un sonido cálido a la banda) En mi opinión la mejor del disco, solo superada por «Illumination Theory», ¿Qué puedo decirles? es la pieza maestra del disco, la mejor compuesta, la más compleja, la más hermosa, la más extensa, la magistral, la partitura madre, la que se para y da la cara y saca el pecho por las demás, y la más Dream Theater. Es de esos temas que se queda contigo mucho después que ha acabado, con una sección instrumental prodigiosa y una letra típica de las canciones largas. con muchas preguntas y ninguna respuesta, abierta al pensamiento. «Illumination Theory» es quizás, la razón por la cual hay otras 7 acompañantes previas, un abre boca que te guía a la excelencia sensitiva que es esta épica. Que ya más bien de épica a heroica como las operas.

Como siempre este disco dividirá a todo el que le guste Dream Theater, 50/50 como en ediciones anteriores, pero algo muy lejos en mi subconsciente me dice, que por primera vez, esa balanza se moverá más bien a un 80/20 muy positivo. Así de bueno es este disco, con todas su fallas y deficiencias ¡no se puede negar la calidad!. Mi puntuación es 8 estrellas, solo porque Myung debió haber escrito otro tema para darle el 10 completo sin que me temblara el pulso. (PS: La guitarra suena como una torta de chocolate. Petrucci tenia razón)

 PUNTUACIÓN: 8/10 

Tracklist:

1. False Awakening Suite

I. Sleep Paralysis

II. Night Terrors

III. Lucid Dream

2. The Enemy Inside

3. The Looking Glass

4. Enigma Machine»

5. The Bigger Picture

6. Behind the Veil

7. Surrender to Reason

8. Along for the Ride

9. Illumination Theory

I. Paradoxe de la Lumière Noire

II. Live, Die, Kill

III. The Embracing Circle

IV. The Pursuit of Truth

V. Surrender, Trust & Passion»

 

Simplemente, ¡ Ya queda de cada quien sacar sus conclusiones!

 

Video de «The Enemy Inside»

 

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock