Counting Crows
Somewhere Under Wonderland

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 28/12/2014

Solo para oidos finos   Por: Eliécer Rodríguez   Hay bandas que por muchas razones no pueden ser comparadas con el resto, aún cuando su complejidad musical se disfrace de música popular o «comercial». Blues Traveler, Dave Matthews Band, incluso Pearl Jam entra en esa calificación, y posiblemente una de las más complejas de todas […]


Solo para oidos finos

 

Por: Eliécer Rodríguez

 

Hay bandas que por muchas razones no pueden ser comparadas con el resto, aún cuando su complejidad musical se disfrace de música popular o «comercial». Blues Traveler, Dave Matthews Band, incluso Pearl Jam entra en esa calificación, y posiblemente una de las más complejas de todas sea Counting Crows.

Somewhere Under Wonderland

Somewhere Under Wonderland

 

Sería muy hipócrita decir que conozco a Counting Crows más allá de algunas cosas extras a lo que me muestra la radio y sus hits, lo que no implica que no reconozca y admire su calidad musical desde siempre. Motivo de alegría pues, fue el saber de la llegada de «Somewhere Under Wonderland» pues les había perdido la pista y no sabía que estaban tan activos. Una muestra de lo nutrido que puede ser escucharlos es que son una banda de siete músicos, y muchos de ellos son multi intrumentistas, lo que permite una impresionante capacidad de creación. Este álbum trae la escencia pura de Counting Crows, con una inclinada tendencia al Country y a sus modernas adaptaciones, con una voz de Adam Duritz increiblemente intacta con el paso de los años. Rememora a un «Mr. Jones» la calidad de vocal de esa época a la actual.

«Somewhere Under Wonderland» es super fresco, bien amalgamado, una mezlca cálida, agradable de principio a fin. Rico musicalmente, muestra a una banda muy madura, que compone lo que quiere con el paso de los años sin cambiar una fórmula que parece que inventaron hace años y hoy está más vigente. Siento mientras escribo que estoy en los años 90 y escucho su debut, esa era de oro en el que teniamos mil bandas buenas al mismo tiempo. No es un disco largo, lo que lo hace más ligero y con un desarrollo musical concentrado en nueve buenos temas y dos extras. El trabajo de cuerdas es digno de admirar.

CountingCrows-2014-pic-2

Counting Crows

DESTACADO: «Palisades Park» es uno de los temas más refescantes que he oido este año. Un Pop Country si se puede decir bastante meloso, de llevar la ventana del carro abierta y dejar que la brisa te acaricie en la tarde por la carretera, un tema que aunque pasa los ocho minutos, ni te das cuenta. «Earthquake Drive», tan fresco como todo el disco, trae de vuelta ese complejo fraseo característico de Adam que se hace casí imposible de entender. «Dislocation» más movido, más Pop, escucharlo es ver que una banda no ha cambiado nada en su estilo, solo lo perfecciona. «Scarecrow», segundo promocional, se muestra más compacto, pero aunque es el mismo estilo del comienzo, el disco no aburre.

«Elvis Went To Hollywood» es de los temas más movidos y divertidos del disco. Lleva un poco más de Rock And Roll que el resto. «Cover Up The Sun» es Country puro, del moderno claro está. Muy amigable, muy alegre. «Possibility Days» despide con una historia lenta en instrumentación pero intensa en feeling.

TRACKLIST: 

1. Palisades Park
2. Earthquake Driver
3. Dislocation
4. God of Ocean Tides
5. Scarecrow
6. Elvis Went to Hollywood
7. Cover Up the Sun
8. John Appleseed’s Lament
9. Possibility Days
Bonus tracks
10. Earthquake Driver (Demo)
11. Scarecrow (Demo)

PUNTUACIÓN: 8.5 / 10

Son bandas complejas, a veces tardamos mucho en entenderlas, pero vaya que los oidos lo agradecen. Y tan compleja puede ser su música como las visuales. Vean este gran video de Palisades Park

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock