Caïna
Setter of Unseen Snares

Por: Luis Robles

Publicado el: 19/03/2015

No todo el black sale de Noruega.


Caïna es una banda de una sola persona, mucho como Panopticon y Sophicide, con la diferencia que Panopticon viene de las planicies de Kentucky, USA (una cosa bastante ilógica, ya que te dicen Kentucky y piensas en caballos y Heartland); Sophicide de Alemania (aunque ahora sea una banda más que un proyecto de una sola persona encarnada originalmente por Lazlo); Caïna viene de Brighton, Inglaterra, como una banda de una sola persona, avatarizada por Andrew Curtis-Brignell, que por supuesto toca todos los instrumentos y canta y compone.

Setter of the Unseen Snares

Caïna - Setter of the Unseen Snares

Caïna – Setter of the Unseen Snares

«Setter of the Unseen Snares» es un disco de black metal clásico, es ruidoso, estridente y por sobre todas las cosas, corto. Con tan solo 33 minutos Curtis- Brignell nos demuestra que no todo el Black Metal sale de Noruega y no todo el Black Metal tiene que ser una cosa insistentemente incomprensible agresiva y sin pausa. La introducción del disco es un discurso interesante sobre la evolución del hombre, para explotar en “I am the Flail of the Lord”, nada más el título, Soy el flagelo del Señor, no se puede ser más black que eso. Y a pesar de la letra Black que pone de forma filosofica cualquier cantidad de temas religosos y sociales, el tema no va con la velocidad a toda mecha. Tiene un Groove bastante interesante no demasiado rápido, no demasiado pesado y tampoco con el blast beat incansable típico de Noruega.

De hecho Curtis-Brignell en un par de entrevistas comento lo siguiente:

“Es cómico, pero nunca me he considerado a mi mismo como una persona política, por lo menos no hasta hace poco. Es que realmente nunca me pareció que tuviera sentido juzgar a otros seres humanos con algo tan arbitrario como raza, género, sexualidad o habilidad física. O explotar animales, o que algunas personas tengan tanto y que otras tengan tan poquito. Tengo muchos problemas con la existencia de la humanidad en este planeta – Somos una colonia de parásitos grotescos que escupen toxinas – pero eso es una perspectiva filosófica, y una que es imposible tomar sin ser un jodido sociopata. Como inevitablemente los cliches del Black metal que fomentan la idea, es imposible “rechazar la humanidad” mientras eres un ser humano, podemos estar mal, podemos querer algo mejor, pero estamos aquí y podríamos hacer lo mejor para no ser una mierda los unos con los otros y el mundo a nuestro alrededor mientras somos nosotros mismos. Mucha gente del Black metal no quieren admitir que son personas – lo cual es realmente hilarante.”

Y esta idea se riega en todo el disco, con “Setter of the Unseen Snares” siendo quizás la más política y filosóficamente cargada de todo el disco siendo también el tema más BlackMetalero (ya que es un blast beat infinito y rabioso sin pausa ni tregua ni descanso. Simplemente avanza a trompicones soltando y latigando las ideas sin mucho tiempo a que cuajen y respiren)

El disco mezcla elementos de Ambient con Black, y alguno que otro coro, algunos ritmos prestados de distintos ritmos lo cual le da variedad y logran hacer que no sea una pasta de ruido incomprensible como lo sería por ejemplo un disco de Satyricon o Mayhem, dandole espacio a cada tema espacio para explorar los sonidos sin estancarse, y sin ser tedioso de escuchar (el hecho que sea tan corto ayuda mucho a que cada tema sea realmente breve y al punto). Siendo “Orphan” el segundo tema que se sale de este molde al ser un tema épico de 15 minutos. Si, hay un tema de Black Metal en este disco de 15 minutos. No, no es insoportable, no tampoco llega a aburrir, de hecho es quizás una de las composiciones mejor construidas de «Setter of Unseen Snares». Empieza con una nota sostenida de esas con mucha reverberación, eco y sustancia sin llegar al extremo del feedback, y sostiene un sonido un poco más Doom metaloso, con voces limpias y a veces growls, con una sensación bastante más melancólica y con mucha más pesadez anímica. Pasa por tantas partes y por tantas formas, que llega a veces a desorientar un poco, pero si prestamos atención veremos un tema muy bien arreglado que posee melodías y pasajes rescatables dentro de lo posible de un tema de Black.

Tracklist
01 Introduction
02 I am the Flail of the Lord
03 Setter of Unseen Snares
04 Vowbound
05 Applicant / Supplicant
06 Orphan

 

PUNTUACION: 7 / 10
Total: 33:28

192K V0 MP3 | DR: 7 (sorpresivamente)

 

No podía faltar el típico logo incomprensible del Black Metal.

 

Para los amantes del Black metal este disco quizás pueda ser un poco flojo al tomar elementos de doom y ambient, para los no tan amantes del Black Metal pero que disfrutan la cacofonía ocasional este disco podría ser un buen introductorio al género al no ser completamente apabullante en forma y estilo. El ruido se mantiene bajo control (para desgracia de algunos y alegría de otros) y mantiene un balance muy cuidado entre el desorden típico Noruego y lo que puede ser la implementación de esta misma idea fuera de las fronteras escandinavas.

 

https://www.youtube.com/watch?v=k5zmtlu3RFM

Luis Robles

Luis Robles

Un tipo de sistemas que cree que sabe escribir, le gusta la música y extenderse mientras te describe un paisaje sonoro.