Black Stone Cherry
Kentucky

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 10/04/2016

Como en los viejos tiempos


Y volvemos a Kentucky, donde todo empezó. Black Stone Cherry tomó de nuevo las riendas de su carruaje y lo puso en el camino correcto. Luego de haber perdido un poco la magia que los puso en el tapete, la banda decide escarbar en su raíz. En Kentucky.

Siempre recordare a Black Stone Cherry como esas cosas que se te atraviesan en internet cuando buscas, y buscas música. Amor a primera vista con su disco debut  y con Folklore and Superstition, ni hablar. No así sus dos siguientes producciones, y la percepción no fue solo mía, la banda sintió que sus fans no estaban muy de acuerdo con el rumbo. Acto seguido, tomaron las riendas (y el riesgo) de producir ellos mismos su disco, y lo hicieron en el mismo sitio y de la misma forma en que hicieron su álbum debut. Un cable a tierra.

BLACK-STONE-CHERRY-Kentucky

«Kentuky» (2016)

Kentucky trae menos pop, más Rock Sureño, eso que llamó la atención en sus inicios. Ese riff moderno y malvado. La dupla de guitarras de Chris Robertson y Ben Wells vuelve a desgarrarse, suena con poder, sucia, agresiva; la maldad de los amplificadores vuelve a sonar como debió sonar siempre. La voz de Robertson suena impecable, y lo que para mí es una ficha de lujo en BSC, la batería de John Fred Young.

Cuando escuchamos el tema inicial, «The Way Of The Future», lo primero que encontramos es una guitarra con una afinación disminuida, parece Sludge. y la voz la pone a tono. Un gran tema a su estilo, no muy rápido pero con gran peso. «In Our Dreams», ¡Demonios!, ¡Vaya que volvieron!. Sin duda mi tema favorito del disco, es una mezcla de poder, agresividad y melodía. Parece extraido de sus viejos discos. Misco caso con «Shakin’ My Cage» riffs hundidos en pantano, mucho peso, poca velocidad, mucho poder. «Soul Machine» es EXTRAORDINARIO, así, con gritos. Tiene una vibra mas Blues Rock, agresiva, y con unos coros con voces femeninas que erizan los pelos junto a unos instrumentos de viento. Es fácil terminar hablando de todos los temas por el gran disco que es.

Black Stone Cherry tiene don para las baladas desgarradoras, y «Long Ride» lo demuestra. Gran desarrollo vocal de Chris Robertson. No se que pacto hizo esta gente para desarrollar temas tan geniales, y lo notas en «War», es un Southern Rock mezclado un Blues Rock de Chuck Berry, y el Rock And Roll de Simpatía por el Diablo de los Rolling Stones, aderezado con los arreglos de viento de Dave Matthews Band.

blackstonecherry

Ben Wells – John Fred Young – Chris Robertson – Jon Lawhon

«Rescue Me» tiene otro de los grandes aderezos de este disco y es lo que lo hace genial: Los arreglos. Tiene detalles corales, instrumentos poco usuales que le dan pinceladas de genialidad a un gran riff y un gran solo. «Feelin’ Fuzzy» me hace feliz. Cuando una banda que te gusta hace riffs tan buenos, te hace feliz. «Born To Die» tiene un feeling asombroso, muestra una madurez increible de esta banda. «The Rambler» muestra en acústico el espiritu sureño de la banda, con nostalgia y pureza.

Como es usual ahora, las bandas sacan ediciones con Bonus Tracks que debieron haber puesto en el disco oficial. En este caso, «I Am The Lion» con mucha agresividad, al igual que «Evil». que suena a un riff de Black Country Communion, con un aire a Led Zeppelin de lujo. Ambas con toda la potencia para haber estado entre las primeras del disco, donde incluso se destaca por encima el bajo de Jon Lawhon.

 

TRACK LIST:

  1. The Way Of The Future
  2. In Our Dreams
  3. Shakin’ My Cage
  4. Soul Machine
  5. Long Ride
  6. War
  7. Hangman
  8. Cheaper To Drink Alone
  9. Rescue Me
  10. Feelin’ Fuzzy
  11. Darkest Secret
  12. Born To Die
  13. The Rambler
  14. I Am The Lion (bonus)
  15. Evil (bonus)

PUNTUACIÓN: 9.5 / 10

«Kentucky» es un disco extraordinario, incluso siendo tan largo no aburre nunca. Un gran regreso a la senda que los llevó al éxito, y que los hará recuperar su justo lugar.

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock