Black Sabbath – «13» (2013)

Por: Eliecer Rodríguez

Publicado el: 28/06/2013

El regreso más esperado del Rock Por: Eliécer Rodríguez Es histórico ya el hecho de etiquetar a los seguidores del rock como practicantes de una u otra religión, cliché social, señoras intransigentes, en fin. Lo que no es menos cierto, es que sea lo que sea en que creyera cada quien, le rezó con mucha […]


El regreso más esperado del Rock

Por: Eliécer Rodríguez

Es histórico ya el hecho de etiquetar a los seguidores del rock como practicantes de una u otra religión, cliché social, señoras intransigentes, en fin. Lo que no es menos cierto, es que sea lo que sea en que creyera cada quien, le rezó con mucha fe para que esto pasara, y pasó. No sabemos si por última vez pero Black Sabbath está de vuelta, y este es su álbum «13»

Black-Sabbath-13

 

Si la justicia divina existe, esto tenía que pasar. Y no por que fuera obligatorio, sino porque había toda una generación (en la que me incluyo) que quería tener la oportunidad de ver salir un disco del Black Sabbath clásico con sus propios ojos. Algunos alcanzaron a verlo con Ronnie James Dio. Del desfile de músicos que circularon después, no vale la pena hablar. Luego de tantos años de rumores, de ver a una de las más grandes bandas de la historia partida en dos (A veces Black Sabbath, a veces Heaven And Hell), la espera terminó. Y Sabbath supo hacer las cosas bien, se buscaron a la ficha más galardonada en la industria para la producción del disco como lo es Rick Rubbin. No hay margen para el error.

Esta reunión fue una novela televisada, desde una demanda de Ozzy por el nombre de la banda (en la que pueden jurar que está Sharon metiendo la mano), que todos los miembros negaron por separado la posibilidad de una reunión años atrás, etc., pero gracias a Dios nadie le hizo caso a nadie. No deja de ser muy lamentable el episodio de disputa económica de Bill Ward con el resto de la banda, lo que desencadenó es su definitiva ausencia en la grabación y giras. La «verdad verdadera» solo la sabrán ellos, pero su suplente, Brad Wilk (Audioslave), fue algo que jamás esperé. No criticaré un mal trabajo en la grabación, en lo absoluto, pero quienes conocemos muy bien el circulo Ozzy – Sabbath – Dio, sabemos que los ideales sustitutos eran Vinnie Appice, Mike Bordin, incluso Tommy Clufetos que venía trabajando con ellos. Como baterista, les digo que Wilk no tiene el mismo peso que los demás, pero hizo un excelente trabajo.

blackslider

Es difícil ser objetivos ante un disco tan esperado, pero hay que ser honestos, es sencillamente EXTRAORDINARIO. Si, estamos claros que Ozzy ya canta poco, pero no deja de ser Ozzy. Ahora bien, Tony Iommi hizo gala de lo mejor que tenía reservado en todos estos años. Pero mi mención especial es para Geezer Butler, quien deja perplejo a cualquier bajista no solo por su interpretación, sino por lo que para mi es el mejor sonido de un bajo en un disco de metal que mi memoria recuerde.

Temas Destacados: ¡TODOS! Hay que resaltar que existen varias versiones con temas extras. «The End Of The Begining» abre el disco, y en ese momento no puedes soltar otra cosa por la boca que una vulgaridad. Es Sabbath, suena a Sabbath, es oscuro, no hay otra cosa. Y el sonido es alucinante en mezcla. Black Sabbath comienza el disco de regreso con una similitud programada e intencional a la primera melodía que escuchamos alguna vez de ellos, el tema «Black Sabbath». «God Is Dead?» es el promocional, un tema sin desperdicio. El bajo de Geezer suena por encima de todo. Es un tema muy místico, en buena medida muy lento y envolvente. Los dos primeros temas sobrepasan los 8 minutos cada uno, lo que deja claro que lo comercial no les interesa en lo absoluto.

«Zeitgeist» es tan oscuro como su significado. Un trabajo de percusión y bajo hacen un ambiente perfecto para la narrativa de Osbourne. A mi, particularmente me parece una obra maestra. El solo de Iommi es justo, nada exagerado. «Live Forever», refresca ese sonido clásico de toda la vida. Aquí se ve claramente a lo que me refiero del peso de Bill Ward contra el de Brad Wilk. «Damaged Soul» es ese perfecto sonido psicodélico de siempre con la frescura actual. Lento, pesado y contundente. «Dear Father» despide la edición convencional de 8 temas con una mezcla de nostalgia con rabia. Presten atención a esta letra.

«Methademic» es el primero de los 3 bonus track de las distintas ediciones. Y no se por que razón dejaron un tema tan potente fuera de la edición convencional. Es el tema mas rápido de todos, un Iommi muy creativo y un Geezer realmente abusador. Lo que da es una cátedra de bajo. Cerramos con «Pariah», un riff clásico de Sabbath combinado con un poco de frescura en la batería.

El Track List:

01. End Of The Beginning

02. God Is Dead?

03. Loner

04. Zeitgeist

05. Age Of Reason

06. Live Forever

07. Damaged Soul

08. Dear Father

Edición Deluxe bonus tracks:

09. Methademic

10. Peace Of Mind

11. Pariah

PUNTUACIÓN: 10/10

«13» está a la altura de cualquier trabajo que haya realizado la banda en su época dorada, en especial porque supieron adaptar su clásico sonido a lo que debería ser un Black Sabbath en esta época. Las leyendas, los creadores del género son capaces de adaptarse. Nuestro egoísmo pedirá más discos, no sabremos si nuestras suplicas serán escuchadas dos veces, pero para aquellos que profesaban eso de que el rock iba a morir, no le puedo desear otra cosa que, buenas noches.

Aquí, el video promocional de «God is Dead?»

Eliecer Rodríguez

Eliecer Rodríguez

Baterista, publicista, padre, gerente, creativo y amante del Rock And Roll. Fanático de los habanos y el buen ron. Administrador de Cowboys From Rock