Benighted
Necrobreed

Por: Luis Robles

Publicado el: 30/03/2017

¿Ralentí? ¿Eso qué es?


Por lo regular, cuando dicen “Francia” la gran mayoría de personas piensa en la Torre Eiffel, en vino, en Champagne, en quesos de todos los tipos, sabores y olores, en un mimo con una camisa de rayas horizontales y a veces en Edith Piaf. En baguettes, en los platos de la cocina más pretenciosa del planeta, y nuevamente regresan a la Torre Eiffel. Cuando a mi me dicen Francia, pienso en Gojira, Deluge, Alcest, Benighted , el Hellfest y el Paris St-Germain, y por último en la torre Eiffel. Hoy enfocaremos el pensamiento en St-Etienne.

Necrobreed

Los de Loire regresan con un disco que asemeja un frasco de veneno. Un líquido negro concentrado en un contenedor diminuto. En un mundo donde Iron Maiden, Metallica y Obituary insisten en hacer los discos más innecesariamente largos del universo, Necrobreed es corto y al punto. Sin relleno. Cada tema es una golpiza desde que empieza hasta que termina. Pero me adelanto: Benighted ha sufrido cambios que se notan en su ejecución y forma.

Carnivore Sublime (2014) era un disco melodioso y con harmonía a pesar de la cacofonía propia del Deathgrind/Death/Technical Metal. Hoy día Julien Truchan (el único integrante original de la banda, encargado de las voces) se acompaña de Pierre Arnoux en la guitarra bajo, Emmanuel Dalle en la guitarra y los dos integrantes más nuevos: Romain Goulon en la percusión y Fabien “Fack” Desgardins en las guitarras. Pareciera que la mayoría de bandas de metal extremo sufren de ansiedad de separación y no pueden estar juntas por demasiado tiempo.

Este disco arranca con una pieza bastante creepy, una mujer cantando una canción de cuna que pronto se convierte en “Reptillian” y es una pared de sonido que en tres minutos te cuentan la intención primordial de este disco: raudo, violento y sin descanso. Mientras que el disco anterior tenía temas que dentro del ruido respiraban un poco, Necrobreed es rabia y odio de principio a fin. “Leatherface” es la historia de un asesino en serie que tiene unos tintes de Post Black Metal Francés muy elegantes. Los temas son cortos, sin desperdicio ni repeticiones innecesarias. El homónimo y «Versipellis» están en francés, el primero es un minuto y medio de violencia encarnada. Muy parecido a los temas que solia hacer Mayhem y Beaten to Death. El segundo es más agresivo en su estructura pero con muchas espacios abiertos para darle aire al tema dándole contraste.

Tracklist

1. Hush Little Baby 01:08
2. Reptilian 03:16
3. Psychosilencer 03:31
4. Forgive Me Father 04:16
5. Leatherface 03:23
6. Der Doppelgaenger 03:48
7. Necrobreed 01:28
8. Monsters Make Monsters 03:35
9. Cum with Disgust 03:09
10. Versipellis 02:49
11. Reeks of Darkened Zoopsia 03:15
12. Mass Grave 04:50

Necrobreed es un muy buen disco, sin desperdicio alguno, 40 minutos de Deathgrind metal que no saturan ni aburren. Incluso tiene hasta secciones coreables en una olla (como “Cum with disgust”) y quizás lo más importante, el sonido no está comprimido hasta el infinito, la mezcla tiene dinamismo y no suena como una orquesta de hormigas en una caja de fósforos mojada. Si te gusta el metal extremo, dale una vuelta, no te arrepentiras.

Puntuación 8/10

Sitio oficial: http://www.season-of-mist.com/bands/benighted/
@_benighted
facebook.com/brutalbenighted
Canal de Youtube

Advertencia: video bastante gráfico (gore)

Luis Robles

Luis Robles

Un tipo de sistemas que cree que sabe escribir, le gusta la música y extenderse mientras te describe un paisaje sonoro.