Baroness
Gold & Grey

Por: Luis Robles

Publicado el: 25/06/2019

A veces lo que brilla si es oro.


Aún recuerdo las primeras notas del Red Album, “Rays on Pinion” unas tímidas notas suaves que van en crescendo, mucho como el Bolero de Maurice Ravel, agregando elementos con cada tantas barras de la composición, hasta llegar a esa explosión de Sludge crudo y lleno de un ímpetu enorme. Hablamos del año 2007, quien no evoluciona está destinado a morir. Nuestra pequeña banda de Savannah, Georgia, E.E.U.U. ha sufrido tantos cambios, musicales, emocionales y de sus componentes más básicos que, pareciera que fuese una banda distinta. Lo que nos trae 12 años después a Gold & Grey, la materia que nos ocupa hoy día.

Baroness-2019-gold-and-grey
Gold & Grey 2019

Gold & Grey es un disco muy distinto a lo que fueron Red, Blue y Yellow & Green; cada una de las grabaciones iba evolucionando el sonido de Baroness hasta ser inconfundible con otras bandas. En un principio (Red, Blue) compartían elementos con Kylesa, Mastodon, Black Tusk, todos nacidos en la misma tierra pantanosa. A medida que el tiempo -y la música- iba avanzando, a todos les ocurrió exactamente lo mismo: bajaron las revoluciones. Mastodon con Crack the Sky, Kylesa entre Ultraviolet y Spiral Shadow; Baroness con Purple

Gold & Grey es la continuación de esa evolución mucho más melódica de Purple (como por ejemplo “Chlorine & Wine”) Y este disco se enfoca mucho más en las armonías vocales, atrás quedaron los gritos guturales tan característicos, el doble pedal sin compasión ni pausa, para darle paso a unas composiciones mucho más digeribles y maduras, al mismo tiempo complejas y entrañables, incluyendo elementos nuevos pero manteniendo la firma sonora intacta. La composición se expande en territorios nuevos para la banda, tomando elementos más contemporáneos del Jazz y otras formas sónicas. Incluso algunos toques progresivos muy tímidos sin llegar a la intensidad característica de esas latitudes.

En el apartado musical, el álbum fue producido por Dave Fridmann; John Baizley se mantiene en la guitarra rítmica y la voz principal; único integrante original, Nick Jost en la guitarra bajo, Sebastian Thomson en la percusión (ambos circa 2013) y por último, la nueva integrante desde el 2017: Gina Gleason, en la guitarra líder. Gleason es un elemento interesante en esta nueva composición de la banda, además de ser una guitarrista excelente, agrega armonía a los vocales haciendo que la banda suene con un rango dinámico mucho más amplio. Hace recordar un poco lo que hace Anathema con Lee Douglas; Pero lo más interesante de todo es el background musical de Gina. Fue productora y creadora con Cirque du Soleil para la producción One Night for One Drop y Michael Jackson: One. Tocó con Smashing Pumpkins, Carlos Santana, Carlos Vives, Jon Anderson de Yes ¡Esta mujer ha hecho de todo! Y toda esa experiencia la trae a la banda y contribuye de manera inequívoca a la forma del sonido del presente.


Baroness

Suficiente de contexto, hablemos del disco, en una hora, Baroness ha comprimido un paisaje musical, pintan un cuadro tranquilo, al final de la tarde, sin sobresaltos, sin agresividad. Todos los temas tienen un sentimiento pausado, de principio a fin, a mitad del disco se hace mucho más lúgubre, más pensativo y el cuadro dibujado se hace nocturno, una noche sin nubes y sin luna, pero fresca. Desde que el disco abre con “Front Toward Enemy”, se deja notar la diferencia que persigue esta grabación. Es Baroness alright, toda ella, en cada nota; el ADN es imborrable. “Seasons” que fue uno de los promo -y que acompaña esta nota- es delicada, demostrando cómo suenan en el presente. Tiene todos los elementos, armonías a dos o más voces, arregladas en varios tracks, las guitarras suenan regordetas sin distorsionar al grado del Black Metal Noruego, y lo más importante: La guitarra bajo es protagonista y no se pierde en la mezcla, dándole un cuerpo sólido a toda el espectro sonoro. Los temas son variados, y cuando te das cuenta, se terminó. Es casi temático.  Sin llegar a ser pesado o aburrido. El interés se mantiene, no le sobra un segundo, ni le falta nada (mal del que adolece la gran mayoría de bandas del presente)  

Si bien la mezcla podría ser un poco más limpia y menos comprimida (no sé si sea sucia a propósito pero está un poco encajonada y distorsionada, pero no en todos los temas, razón que me lleva a esta conclusión) tiene ciertos elementos ambientales que complementan el disco -sin duda alguna obra de Gleason- no tiene desperdicio alguno. Es un excelente disco que eleva a Baroness a una banda que hay que ver en vivo pronto. La brillantez sonora habla por sí sola.

Tracklist

  1. «Front Toward Enemy» 3:44
  2. «I’m Already Gone» 3:50
  3. «Seasons» 4:26
  4. «Sevens» 2:05
  5. «Tourniquet» 5:45
  6. «Anchor’s Lament» 1:39
  7. «Throw Me an Anchor» 4:00
  8. «I’d Do Anything» 4:10
  9. «Blankets of Ash» 1:04
  10. «Emmett – Radiating Light» 4:12
  11. «Cold-Blooded Angels» 5:38
  12. «Crooked Mile» 0:41
  13. «Broken Halo» 4:24
  14. «Can Oscura» 2:01
  15. «Borderlines» 6:17
  16. «Assault on East Falls» 2:19
  17. «Pale Sun» 4:14
    Total : 60:29

Puntuación 9/10


https://www.facebook.com/YourBaroness/
https://www.instagram.com/yourbaroness/
https://twitter.com/yourbaroness
https://www.youtube.com/user/BaronessMusic
https://open.spotify.com/artist/3KdXhEwbqFHfNfSk7L9E87?play=true&utm_source=open.spotify.com&utm_medium=open
https://itunes.apple.com/us/artist/baroness/id260990514

Luis Robles

Luis Robles

Un tipo de sistemas que cree que sabe escribir, le gusta la música y extenderse mientras te describe un paisaje sonoro.