BABYMETAL
METAL RESISTANCE

Por: Luis Robles

Publicado el: 04/04/2016

KAWAII METARU!


Hay un archipiélago en el pacífico, famoso por su sol naciente, sus terremotos, la comida basada en el pescado, sus templos de madera y por tener una cultura milenaria que se mantiene hasta hoy. En esta tierra, llamada Japón, la industria musical no funciona igual que en el resto del planeta. Tienen unos matices interesantes que en occidente carecemos bien sea por que nos parece tonto, o por que la inmediatez de lo absurdo no tiene cabida en la seriedad de nuestro nuevo mundo. De oriente, viene lo que quizás confunda a más de uno en Cᴏᴡʙᴏʏs Fʀᴏᴍ Rᴏᴄᴋ.

METAL RESISTANCE

BABYMETAL - METAL RESISTANCE Limited

BABYMETAL – METAL RESISTANCE Limited

BABYMETAL (estilizado en mayúsculas al igual que el título del disco) es una banda de metal, fuera de los cánones a los que estamos acostumbrados por estas latitudes. BABYMETAL se compone de tres niñas que no pasan los 18 años: Sumetal (Suzuka Nakamoto, voz líder), Yuimetal (Yui Mizuno, voz y growls) y Moametal (Moa Kikuchi, voz y growls). Todo empezó como un proyecto de J-Pop y J-Idol; el J-Pop (pop japónes) es un género de pop con un sabor a chicle de tutti-frutti, con muchas luces, vestuario y por lo general una voz muy dulce que hace coreografías y se convierte en un J-Idol, el ídolo que la masa adora y se convierta en la estrella que guía la industria por un tiempo. El proyecto en sí era una fusión de metal y idol music, como dato curioso, ninguno de los tres miembros de BABYMETAL sabía lo que era el metal como tal antes de que se creara su agrupación.

El primer disco tomó al mundo por sorpresa, tuvieron un éxito absoluto en su tierra natal, llenando las tablas de éxitos, presentándose en cuanto programa de televisión exista, y logrando lo impensable: llenando estadios por encima de One Direction. Se presentaron en festivales en Europa y aún así eran un fenómeno muy extraño. La banda como tal está rodeada de la mitología sintoísta de Kitsune, el zorro. Y si por si acaso a alguien le queda duda, este fin de semana llenaron Wembley SSE Arena. Si. Wembley SSE Arena en Londres. Ajá.

BABYMETAL, de izquierda a derecha: Yuimetal, Sumetal y Moametal

BABYMETAL, de izquierda a derecha: Yuimetal, Sumetal y Moametal

Ahora bien, hablemos de METAL RESISTANCE. Publicado el día del zorro (1ro de Abril); no se dejen engañar por el envoltorio dulce de colegiala, de bailes y coreografías y de las voces adolescentes de Sumetal, Yuimetal y Moametal. Esto es un disco de metal muy serio, cantado en toda su integridad en japonés con un tema en inglés muy bien ejecutado. Pero no podemos decir que es power metal porque es una gran fusión de géneros y estilos basados en el power metal europeo y japonés, que ellas denominan Kawaii Metal (o Cute Metal) (Piensen en Galneyrus, X-Japan, Versailles, Dragonforce, quizás algo de Rhapsody y quizás algo de Sonata Arctica del viejo con algún que otro tinte de otras cosas, como Epica o After Forever e incluso algo de Nightwish, sintetizadores, y por supuesto la influencia inequívoca del J-Pop, como Hikaru Utada, BOA).

Decir que estás niñas no saben cantar y gritar sería una subestimación, Sumetal canta, y canta muy bien, Yuimetal grita y ruge como el mejor blackmetalero quema iglesias de Noruega, y Noametal gruñe y grita también, pero hace más armonías a Sumetal que lo que hace guturalmente. La banda que las acompaña es talentosa, de no ser así no tendrían cabida en todo el complejo que se han creado. Kami Band (auto denominados Full Metal Band ó The Gods of Metal) mantienen el metal en un nivel de ejecución altísimo. Las guitarras tienen rabia y la percusión está muy bien ejecutada.

La obertura de este disco se llama “Road to Resistance” una epopeya de power metal dura, rauda, sin pausa, con las apariciones de Herman Li y Sam Totman haciendo su magia con las guitarras tan caracteristicas. Luego avanza hacia “KARATE” (estilizado en mayúsculas) un tema más clásico de Power Metal japónes, donde las tres chicas sacan a relucir el rango vocal que tienen y las armonías que son capaces de crear a pesar del caos que circunda la música que las rodea. “Amore” y “Meta Taro” nos muestran la evolución vocal y la madurez de su rango. “Sis, Anger” suena más como un tema de death metal que otra cosa, tiene el nombre bien puesto, “No Rain, No Rainbow” es la power ballad del disco, donde la banda se decanta por darle espacio a las voces para que jueguen en el pentagrama.

Tracklist

1. «Road of Resistance» 5:18
2. «Karate» 4:23
3. «Awadama Fever» (あわだまフィーバー; «Bubble Fever») 4:13
4. «YAVA!» (ヤバッ! Yaba!) 3:48
5. «Amore» (Amore -蒼星-; «Love: Blue Star») 4:39
6. «Meta Taro» (META! メタ太郎 META! Meta Tarō) 4:06
7. «Syncopation» (シンコペーション Shinkopēshon) 4:07
8. «GJ!» 2:56
9. «Sis. Anger» 3:45
10. «No Rain, No Rainbow» 4:50
11. «Tales of the Destinies» 5:35
12. «The One» 6:29

Que no quede duda alguna, esto es un muy buen disco de metal y verlo más allá de la empacadura de bombones en celofán. Tiene todo lo necesario, tres voces naturales excelentes, fretwork impecable, muy buena composición y variedad. En vez de ser el típico disco donde todos los temas tienen la misma base musical, estas tres niñas y su banda se extienden por cualquier cantidad de géneros fusionados con su base intacta.

Puntuación 8/10

DR: 5; la mezcla está un poco comprimida, y en algunos puntos cuando hay más actividad de la banda llega a los picos rozando peligrosamente la pared aural del ruido y la distorsión, pero por lo general se mantiene a raya sin sufrir demasiado, podría ser muchísimo mejor eso sí, y si pudiera obtener el vinilo y ver que efectivamente el rango dinámico está bien distribuido no dudaría ni un segundo en ponerle el 10.

BABYMETAL Sitio oficial: http://www.babymetal.jp
@BABYMETAL_JAPAN
facebook.com/BABYMETAL.jp
@babymetal_jpn
Canal de Youtube BABYMETALofficial

Esto es la definición de no creer en nadie (mucha atención al moshpit, el único generado por tres chamitas de 16 años.)

Luis Robles

Luis Robles

Un tipo de sistemas que cree que sabe escribir, le gusta la música y extenderse mientras te describe un paisaje sonoro.